Super 8

Por Jor El
——————

Steven Spielberg está acabado. Tal vez un tanto apresurada, la conclusión se desprende de Super 8, largometraje que este peso pesado de la industria cinematográfica no dirigió ni escribió pero sí produjo.

El film narra una historia típicamente hollywoodense, en esta ocasión ambientada en un pueblito norteamericano de los ’70 y protagonizada por cuatro amigos adolescentes y una joven que se proponen realizar un cortometraje para un concurso escolar (de hecho, el título alude al formato de las películas –ocho milímetros de ancho– que algunas cámaras de mano utilizaban ya en aquellos años).

Al término del film, uno se pregunta si el guionista y director J.J. Abrams no habrá concebido su propio trabajo como un proyecto de colegio secundario. Por lo pronto ésta es una propuesta a mitad de camino entre E.T. y Los goonies, y que ni siquiera llega al nivel de _________________________________ (completar con algún título intrascendente).

No la miren ni cuando la pasen un sábado a la tarde por televisión. Para justificar mi advertencia, revelo un solo secreto: aquí también interviene un extraterrestre que tiene hambre y miedo, y que sólo quiere volver su casa.

Por si esto fuera poco, Super 8 es lo más estridente que escuché en mi vida. Rompe los tímpanos, y no por el volumen propio de las salas de cine, sino por los chirridos insertados para llenar/disimular el vacío de la trama, al punto de que en algunas escenas la gente se tapa los oídos para no sufrir.

Quizás lo único que puede decirse a favor es que la película está bastante bien filmada. Pero el mérito no es de Spilbergo que -insisto- esta vez no escribió ni dirigió. Sólo produjo… una propuesta vergonzosa.

8 respuestas a “Super 8

  1. Entonces la pelicula es un super 7! (hace falta aclarar el chiste malo? :P)

    Salute!
    Nico

    P.D. Extraño ir al cine 😥

  2. A mí me páreció todo lo contrario. Esto es lo que escribií como reseña:
    “Uno no sabe si recomendarla a aquellos que quieran reencontrarse con el mejor cine, ese de nuestra infancia y adolescencia, que nos hacía soñar, creer aún en fantasías; el que nos despertaba una sonrisa inocente y nos arrancaba lágrimas de emoción no calculada. O a la vez arriesgarse y decir que es una de las películas más formidables que haya visto últimamente, con un final inspirador, enaltecedor, conmovedor, ilusionante, esperanzador, honesto, mágicamente no hablado, sólo visualizado, con muchos haz de luz azul que siempre nos acompañan y recuerdos del corazón que son amor.
    Super 8 (trailer: http://youtu.be/-oePL-NAu_​Y) tiene mucho de aquello que a uno lo hace viajar hacia sus cosas, a esos lugares del alma donde las emociones viven. Entonces, que la película comience con el score de Giacchino ya remite a Lost y toda su mística que hace falta. Que Joe y sus amigos sean amigos, de verdad, sólo como se puede ser cuando las especulaciones no existen, a uno le vuelve el ánimo. Que la historia trascurra por aquellos idealizados 80’s es un puente a tantas licencias como pueden ser esos rostros llenos de lugares comunes que pero que acá sólo evocan ingenuidad. Que la liturgia de video game de Atari inunde todas las luchas no prohíbe volver a pensar que antes la simpleza allanaba el camino a representaciones más vívidas.
    Cuando Joe dice “Estoy haciendo todo lo que puedo para salvarte”, no sólo le habla a Alice, también nos exhorta a recuperar algunas de nuestras cosas, ésas, las mejores, que dejamos atrás sólo por crecer y estar acorde con las expectativas”.

  3. jajaja Nico :p

    Sergio gracias por tu reseña, creo que miramos la película desde ángulos distintos 😀

  4. Hay q verla entonces para ver si coincidimos con alguno de los dos o sacamos nuestra propia conclusion .
    Me gustan estas dos posibilidades tan distintas de ver y reseñar

  5. Comento para Debi,
    No leí toda la reseña del Spam que pusiste, pero por lo que vi en este tiempo, creo que la película le gusta a un tipo de público en especial, que es ese público más bien sensiblero y nostálgico, ese que vive de los buenos recuerdos del pasado. O como me dijo alguien: ‘para mi es un homenaje en vida a Steven Spilberg’.
    En todo caso yo creo que lo están matando antes de tiempo, pero bue… gustos son gustos.

  6. A mi super8 me parece un quiero y no puedo. Un intento de aproximarse al espíritu de películas ochenteras del estilo ET o los Goonies, pero se queda en eso, en un intento.
    La historia está manida hasta más no poder y los personajes de los niños son arquetípicos hasta la nausea: el gordo listillo, el pequeñajo cabroncete, el prota que acaba de sufrir una desgracia y la chica guapa.
    Entretenida es, pero desde luego, cualquier comparación con las ya mencionadas ET, los Goonies o Cuenta Conmigo, por ejemplo, es un auténtico insulto.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s