Sueños de una noche PRO

Anoche apago la TV después de conocer los primeros resultados electorales oficiales y me voy a la cama convencida de que al día siguiente (hoy) la distancia entre Mauricio Macri y Daniel Filmus será aún mayor. Probablemente por eso sueño con una ex compañera de secundario, una suerte de archirrival que terminé de detestar cuando en clase de Educación Cívica justificó la represión del ’76 con la expresión “hubo razones, hubo”.

La sueño en mi lugar de trabajo, adulta, producida, exultante. Le adivino el gesto de celebrar la victoria PRO y le pido que no toquemos el tema. Insiste y le/me pregunto si estaré hablando en otro idioma. Vuelve a la carga y, en otro amague por evitarla, anuncio mi intención de buscar en la Web “cuántas versiones de chino mandarín registrará Internet”.

Corte abrupto y aparezco en el living del departamento donde crecí. Es de madrugada, y una luz tenue se cuela por las persianas bajas.

De la nada entra en escena una nena rubiecita, de unos cuatro años, en pantuflas y vestida con un camisón blanco. Le pregunto, entre sorprendida y preocupada, “¿y vos qué hacés acá?”.

Sin pronunciar palabra, el angelito señala la puerta de acceso entre el living y el pasillo que conduce a las habitaciones. Justo debajo del marco asoma la cabeza de una tortuga gigante que se las ingenia para cruzar el umbral e imponer su presencia a pocos metros de mi persona.

Cuando el quelonio (perdón por el tecnicismo) baja la cabeza para mirarme directo a los ojos, me despierto sobresaltada.

El primer sueño es más transparente que el segundo. El entusiasmo y la sonrisa radiante de mi ex compañera de colegio sintetizan la euforia que las cámaras de televisión transmitieron desde el bunker macrista. Probablemente mi inconsciente habrá recordado la frase que figura en la presentación de su página facebookiana -“I just hate the Kirchners” (así, en inglés)- y la habrá imaginado en la fiesta cumbiera de Costa Salguero.

La nena y la tortuga, en cambio, siguen desvelándome. Tal vez la edad de la criatura represente los cuatro años de administración macrista: en ese caso la chiquita encarnaría a la Buenos Aires PRO (ciudad rubiecita que sorprende y preocupa) y la mascota gigante sería una rara imitación del caballo de Troya (¿con soldados de uniforme amarillo adentro?).

Busco en mis registros conscientes y recuerdo a Edgardo Alfano, columnista radial de Magdalena Ruiz Guiñazú y nuevo co-equiper de Marcelo Bonelli en A dos voces tras la partida de Gustavo Sylvestre. Anoche intervino en la cobertura especial de TN: otra vez encontré su rostro parecido al de los parientes de Manuelita según la estética de García Ferré.

La tortuga gigante que irrumpe en mi hogar y que me interpela en un cara a cara ineludible se convierte entonces en referente periodístico. Por lo visto, los sueños de una noche PRO admiten más de una interpretación.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

17 thoughts on “Sueños de una noche PRO

  1. Dicen que las tortugas son una especie en extinción, sobre todo las de las islas Galápagos. Son descendientes de los dinosaurios, parece, como los demás reptiles. No soy psicoanalista como pide Mabel, pero es mi manera, María, de explicar tu sueño pro.

    No tanto por lo de “especie en extinción” aunque me gustaría que un tipo de periodismo sí lo fuera. Pero sí por lo de especie antidiluviana que aún hoy puede vivir cien años. Porque, lo comprobamos ayer, la derecha es un mal que dura no uno sino varios siglos. Igual que la subestimación que primero ejerce la izquierda, la misma de la que después termina siendo víctima.

    Este post debería llamarse “pesadillas” de una noche PRO. Más de uno las tuvimos y, me parece, se van a prolongar por cuatro años más.

  2. mmmmm…
    Yo creo que todo es muy claro. La nena representa a una nena, la tortuga por supuestos está haciendo un cameo y vos…. Bueno, a vos te recomiendo que no sigas tomando esa copita de grapa de alambique luego de la cena porque no te cae muy bien.

    Disculpá… pero no pude contenerme… creo que esos sueños solo se dan como resultado de un exceso en la bebida o en la información… Te recuerdo que “Pensar en exceso es malo”… trae desviaciones… Si seguís pensando mucho hasta te puede parecer pintón Lopez Murphy

    Consulta: ¿Alguien vió a Lilita? estoy mirando tele pero no aparece por ningún lado vaticinando que hubo fraude… Y su tierna amiga “Stensoro” no aparece… que linda pareja hacen…. me gusta verlas juntas y joviales…

  3. ¡Terapia ya, Mabel! Para mí, a la izquierda por favor…

    Tendré que largar el chupi nomás, Horacio. Es cierto que anoche me refugié en la bebida para calmar tanta desazón.

    A Lilita la vi acá y acá:

    Captura de la edición digital de Página, realizada a las 13.45.

    En cuanto a López Murphy, me enamoró ayer domingo con sus lúcidas y a la vez ocurrentes respuestas a este cuestionario.

    Martincho, el único que no bromea con esto… La pesadilla fue/es, sin dudas, compartida. Para hacer catarsis está este blog. 😉

  4. Lei q Lilita esta feliz anunciando el fin de los tiempos k y saludando a Macri De ella y sus resultados no habla
    Vi demasiada gente feliz ayer .Tomada estaba feliz ,Rodriguez Larreta más .Silvestre y Bonelli realegres .Duran Barba estaba contentisimo pero Artemio Lopez tambien .
    Será q la tele los pone felices ??Ahi algo no me cierra Elos todos felices y nosotros preocupados ,enojados ,desalentados ,desorientados ,de-rrotados
    En las vueltas q di por varios blogs los comentaristas en cambio estasn enojados y/o derrotados
    Los blogeros unidos jamas seran vencidos A laburar todos para revetir esta situacion .
    Otro tema
    Tortuga le decian a Illia ,o sea ,en tu sueño el radicalismo mira azorado como se pierden bastiones y se extinguen sin figurar

  5. Hablando de sueño, elecciones, tortuga, niña, felices…. eso… el menos feliz creo que fue el papelon que hizo Castrilli… no lo podia creer!!! No votó porque no estaba en los padrones!!! cuando me enteré me empecé a reir a carcajada!!!
    Patetico!
    Mari, hace lo que te estan recomendando, larga el chupi, deja de pensar mucho y anda a una psicoanalista… mmmm… Pensandolo mejor, no, mejor no, porque dejarias de ser Mari 😉
    ah!… la “PRO”xima vez, “PRO”ba soñar algo menos “PRO”blematico, en una de esas se va esa pesadilla!!!

    Salute!
    Nico

    P.D. Hablando de PRO, basta de esa berreteada de baile y canto falso Macri. Me cansó y lo peor que, como viene la mano, vamos a tener que aguantarlo 4 años mas!! porquee? Que hice yo para merecerme esto!!

  6. Que sueño de mierda, no? Digo, por lo perturbador. Casi tan pertubador como la realidad electoral de la Ciudad de Buenos Aires y la de los comunicadores del odio, de los medios de Clarín y cia..

  7. ¡Mabel! ¡No había pensado en Arturo Illia! Me gustó esta lectura radical del segundo sueño.

    PROmetido, Nico. La PROxima vez, PRObaré soñar algo menos PROblemático. Con el no-voto de Castrilli tal vez.

    ¡Cierto que en 2012 se viene el fin del mundo, Jor El! A lo mejor la tortuga augura el advenimiento de un nuevo mundo donde los humanos quedamos a merced de los quelonios. En ese futuro ¿próximo?, macristas y kirchneristas se unirían en nombre y por el bien de la Humanidad.

  8. Realmente me gusto esta publicacion, ya es la 2da vez que entro a este blog y me resulta de MUY buena calidad, y se nota no solo en la publicacion sino en la redaccion, que hay una persona de buen saber atras.

    Mis sinceras felicitaciones!

  9. Solo lo onírico y la literatura pueden unir sentimientos tan dispares. Que genial es leer este blog, no solo ya me hice fan sino que me siento en la compu con ganitas de ver que escribiste.

  10. Administrador de Panadería, Alan, gracias por sus palabras.
    Es bueno saber que les ha gustado o les gusta visitar Espectadores más de una vez.

  11. María, al margen de interpretaciones analíticas, muy lindo tu post!
    Los relatos oníricos, no importa en qué realidad estén inspirados, tienen un toque poético que me gusta, al menos en este caso.
    Efectivamente el primer sueño tiene esa recurrencia típica de las rivalidades de la infancia o adolesencia que nunca nos terminamos de sacar de encima. Por eso detesto las reuniones de exalumnos.
    Nada que ver, pero me recuerda a un cuento de Bradbury en el que el protagonista decide vengarse del compañero de escuela que lo maltrataba, pero 30 años después! Se llama algo parecido a “Un crimen perfecto” o algo así, pero nunca lo pude encontrar por internet. Estaba en el libro de cuentos de Ray “Mucho después de medianoche”

  12. ¡Gracias, Aberel!
    Tuve un profesor de filosofía que decía que no había nada más pesado que escuchar o leer sobre sueños ajenos (por el exceso autorreferencial). A veces temo aburrir con este tipo de posts pero ayer confié en la capacidad de expresión de mis dos casi pesadillas.

    No conozco ese cuento de Bradbury. Trataré de encontrarlo para exorcizar algún sentimiento de venganza reprimido. 😛

  13. Es probable que sea aburrido en general, salvo en el caso de quien tiene talento para contarlo. Lo mismo me pasa en el cine, hay películas oníricas que me parecen un embole, y otras como “Brazil”, que me fascinan…

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s