Radiografía discursiva de la Coalición Cívica

El jueves pasado, deslizaron por debajo de la puerta de casa un folleto de la Coalición Cívica. Su portada sugiere «Elegí futuro. Carrió-Pérez» y su contracara, además de repetir la consigna, presenta un texto de siete párrafos titulado Hacia una Argentina próspera.

Este post comparte cuatro capturas de una misma radiografía tomada a esta pequeña pieza de campaña cuyo ejemplar -valga la contextualización- fue uno entre tantos otros distribuidos en Villa Urquiza, barrio porteño con alto porcentaje de ciudadanos sensibles al discurso opositor.

Admitamos, a grosso modo, que las radiografías muestran huesos que conforman una estructura (ósea). Con esta definición en mente, invito a los lectores de Espectadores a detenerse en las palabras clave de una prosa montada sobre tres grandes pilares conceptuales: clase media, prosperidad, acuerdo (en torno a verdades indiscutibles pero trilladas y sentimentaloides).

Radiografía 1. Clic aquí.
Contraste entre clase media y pobres/pobreza. Nótese la tensión permanente entre ambos actores en una sociedad donde «los que menos tienen» parecen condenados a un techo en términos de «prosperidad», a una movilidad acotada que con suerte (por favor repasar la definición académica de la palabra «prosperidad») podrán «ser de clase media».

Radiografía 2. Clic aquí.
Número cabalístico si los hay: siete párrafos posee este texto, y siete veces aparece el sustantivo «prosperidad» y sus derivaciones adjetiva («próspero») y verbal (en su modo infinitivo, «prosperar», y subjuntivo, «prosperen»).
[En realidad, son ocho las repeticiones si contamos el título, pero mejor mantengamos la ilusión de cábala].

Radiografía 3. Clic aquí.
¿Cómo construye la Coalición Cívica su mensaje positivo? ¿Qué huesos componen el esqueleto de la prosperidad prometida?.. Distingamos entre adjetivos, verbos, sustantivos y expresiones compuestas («potencialidad del ciudadano», «cultura del trabajo», «educación y salud pública de calidad», «calidad de vida», «techo digno», «respetados por el mundo»). A todas luces, el consenso debería estar garantizado.

Radiografía 4. Clic aquí.
Concentrémonos en los términos de connotación negativa: la CC se distingue de «lo conservador», «lo retrógrado», «lo reaccionario», y también del falso progresismo que esconde su verdadera esencia usurera y corrupta.