Democracia de papel y semanal

El Grupo Olmos sacó ayer el primer número del semanario Democracia, que en principio seguirá saliendo a la calle los días lunes y que parece reafirmar la postura editorial (cercana al Gobierno nacional) por parte de los hermanos empresarios Raúl y Alejandro Olmos. Al menos eso sugieren el informe especial -nota de tapa- sobre “por qué la gente vota a Cristina”, las cuatro páginas centrales destinadas a cuestionar la gestión macrista en la Ciudad de Buenos Aires y la promoción de la fórmula electoral porteña Daniel Filmus / Carlos Tomada.

A tres semanas del lanzamiento de Muy y Libre, desembarca este periódico que también apunta al segmento popular, con cierto acento puesto en la información política (es escaso el espacio asignado al deporte, la farándula, la moda y la tecnología) y por fuera del amarillismo habitual (para eso está Crónica, otro integrante de la misma familia mediática*).

Eso sí, como el nuevo producto del Grupo Clarín, Democracia también les ofrece a los lectores un regalo: en este caso la «escarapela de mayo«.

Ninguna nota editorial presenta formalmente al semanario. Sin embargo, Felipe Pigna publica en la primera página una breve historia del sistema democrático occidental: desde una primera versión en tiempos de la Grecia antigua hasta los desafíos que actualmente enfrentamos los argentinos «tras años de armado de un país desigual al que nos fuimos acostumbrando».

Además de Pigna, firman sus textos Andrés Klipphan, Mercedes Ninci, Teté Coustarot (al parecer, ésta sería su primera incursión en el periodismo gráfico**), Álvaro Sáez, Roberto Tazara y el ingeniero químico David Iud. Por lo demás, unos siete artículos son anónimos y no hay staff a la vista (entre los datos básicos del semanario, sólo figura el director Hugo Ferrer).

Del espacio reservado para avisos pagos, cabe destacar los saludos publicados por el Sindicato Único de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires (SUTECBA), por la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (UOLRA) y por la Unión Ferroviaria. Del ámbito empresarial privado, publicitan Banco Galicia, Helvog Viajes y la empresa de turismo Topdest.

Democracia cuesta $4.50. ¿Cuántos porteños estarán dispuestos a pagar por un semanario que parece ofrecer un contenido similar al de los ya existentes Tiempo argentino*** y El Argentino (que además es de distribución gratuita)?

————————————————
* En noviembre pasado, Espectadores trató la absorción de (Info)BAE.
** A Coustarot le encomendaron la tarea de entrevistar a «destacadas figuras», en este primer número a Susana Giménez.
*** Cabe aclarar que el diario de Sergio Szpolski cuesta $4.