El puntero

Hoy miércoles a las 23, Canal 13 emite el segundo episodio de El puntero, unitario que (un poco como la película El estudiante) cuesta imaginar fuera del contexto kirchnerista. No tanto porque remita directamente al presente K y antiK sino porque se corresponde con la actual devolución de protagonismo a la demonizada y repelida militancia.

El actor protagónico Julio Chávez explica en una entrevista concedida a Página/12 que «(esta ficción) está encapsulada desde hace cinco años (…) No toma ningún modelo real, es una suerte de Frankenstein armado con partes o facetas de todo tipo porque el cuento lo amerita». Cuando quien encarna a Pablo El Gitano Perotti sugiere que la nueva propuesta de Pol-ka no tiene «intencionalidad política», el debate sobre suciedad/legitimidad enseguida se reactiva. Y en definitiva éste es uno de los fenómenos más interesantes.

Sin dudas, la apuesta del Trece es osada en pleno año electoral y dada su condición de parte en el prolongado enfrentamiento entre el gobierno nacional y el Grupo Clarín. Probablemente por eso el canal no se anduvo con chiquitas a la hora de convocar a un equipo de trabajo inmejorable: Mario Segade a cargo del guión, Daniel Barone en la dirección y un elenco compuesto por Luis Luque, Gabriela Toscano, Rodrigo de la Serna, Carlos Moreno, Pablo Brichta, Belén Blanco, María Rosa Fugazot, Fernando Locatelli entre otros.

Como de costumbre, el mencionado Chávez merece un párrafo aparte. En su composición del Gitano, no queda nada del aún hoy recordado José de Tratame bien, ni del investigador Renzo Márquez de Epitafios, ni de aquel «otro» cuya historia filmó Ariel Rotter, ni del Adrián cuya cabeza habita «ella«, por citar algunos de los tan diversos personajes que prueban la versatilidad de este actor argentino empecinado en -y aquí volvemos a citar la entrevista a Página/12- «ganarle al punto muerto televisivo».

De la Serna, Fugazot, Luque, Toscano, Moreno, Brichta parecen compartir con pasión* este deseo de superar la chatura generalizada de nuestra caja boba. Por este esfuerzo, los televidentes estamos dispuestos a trasnochar domingos y miércoles (con el tiempo, el horario irá corriéndose hacia la medianoche) para seguir de cerca El puntero, y eventualmente continuar la discusión sobre la suciedad/legitimidad de la militancia política en Argentina.

———————————————————————
* A propósito de pasión, cabe destacar el ¿reggaeton? de la apertura y cierre del unitario. «¡Y grita fuego! / Mantenlo prendido, ¡fueeego! / No lo dejes apagar», entona la vocalista de la banda colombiana Bomba Estéreo.