Cinco años, cinco

Hoy domingo 3 de abril Espectadores cumple cinco años de vida online (éste fue el primer post). Un lustro de actualizaciones casi ininterrumpidas. Cerca de 1.500 textos publicados (contando las seis páginas suplementarias además de la home), 13.600 comentarios aprobados (incluidos los de la autora), más de un millón de visitas únicas, récord de 25 mil visitas en doce horas seguidas (gracias a la cobertura online de la última entrega de los Oscar).

La máquina del tiempo especializada en sitios web permite regresar a la versión fundacional del blog, cuando éste llevaba apenas tres meses de existencia. El header era de una pobreza extrema con perdón de Joan Miró (por suerte los diseños posteriores estuvieron en manos profesionales).

A la página de inicio sólo la secundaba la presentación (que se mantiene vigente aún hoy). Los ítems predeterminados de la plantilla estaban en inglés y yo escribía en nombre de «La spectatrice» (gajes de la globalización).

Los widgets escaseaban en el publicador. El editor fotográfico era un chiste y las estadísticas internas, muy básicas. WordPress todavía no había programado el buscador de links internos ni el difusor de posts en otras plataformas (algo atendible en plena prehistoria de las redes sociales).

Con el tiempo, las novedades técnicas optimizaron la apariencia y versatilidad de la plantilla Regulus de Binary Moon. Probablemente por eso, en cinco años nunca me atreví a reemplazarla.

Cuando lo redacté en julio de 2006, ni siquiera sospeché que el post sobre La familia Ingalls se transformaría en el más visitado ¡de todos los años! Tampoco imaginé que terminaría detestándolo por convertirse en santuario de fanáticos que desvirtuaron totalmente la intención crítica de la reseña pergeñada.

La Way Back Machine dispara éstos y tantos otros recuerdos que no caben en un post. Es que cinco años no es poco, al menos en el reducto blogger.