La Nación, con blog gay friendly

El viernes pasado el blog Boquitas pintadas cumplió un mes de vida en La Nación Online. Hace rato que el diario fundado por Bartolomé Mitre amplía la red de bitácoras alojada en su versión digital; en esta ocasión cabe destacar la condición gay friendly del nuevo espacio a cargo de Verónica Dema.

Éste es el primer post a modo de presentación. Además de rendirle tributo al escritor Manuel Puig, la periodista devenida en blogger adelanta su intención de «contar historias, proponer temas de discusión, explorar la intimidad de esta comunidad que se abre camino y abre caminos (…) y hacerlo sin lugares comunes, sin prejuicios, sin reproducir estereotipos».

Desde aquel 28 de diciembre, Dema publicó una veintena de artículos que parecen cumplir con la promesa inicial y que sugieren cierta apertura mental («comercial», corregirán algunos) por parte de un periódico poco gay friendly. [A título ilustrativo, recordamos este editorial contrario al matrimonio igualitario y a la adopción de niños por parte de homosexuales].

Cuando en abril de 2008 comentamos la aparición del suplemento Soy de Página/12, temimos que sus responsables cayeran en la tentación de elaborar «un producto hermético, expulsor de quienes -aún cuando no pertenecen a las minorías representadas- son lectores potenciales». En el caso de Boquitas pintadas, el gran desafío consiste en evitar la compulsión por probar que los gays también son seres humanos (parafraseando el célebre micro de Canal K).