El origen

Post redactado por Jor El.
—————————————-

La sensación que tuve inicialmente con El origen o Inception fue la de un percutor martillándome el hipotálamo (por decirlo de alguna manera ilustrativa). La producción de Christopher Nolan parecía atacar directamente sobre las regiones más inverosímiles de mi inconsciente, minando sobre las peores hipótesis y realidades posibles, y dejándome inerme frente a las incertidumbres de la existencia. [Risas]

En una primera oportunidad no pude ver la película por completo, ni tampoco prestarle mucha atención. Fui captando flashes y cuando consideré que era suficiente, me retiré del cine. Sin embargo, así y todo, la película me deslumbró. [Más risas]

Recientemente volví a verla, pero esta vez entera y sin ningún aditamento. Es increíble lo que puede generar la mente humana en ciertas circunstancias.

El origen gira en torno a una pregunta: ¿qué es verdad y qué no? Sueños dentro de sueños dan el marco a esta propuesta que zambulle al espectador en un mundo onírico que con-funde la realidad con-en la ficción.

El largometraje es exagerado, con efectos tipo Matrix y sin ningún trasfondo más que el mencionado. Para algunos resultará interesante, para otros no dirá nada nuevo. A mí primero me fascinó y después me resultó un título más.

El presente post reivindica esta última opinión aunque, debo confesar, nadie me quita la sensación inicial.