El dominio de Otros Cines. Atención, Don Brown

Algunos cinéfilos y fanáticos de la Web estábamos convencidos de que el sitio Otros Cines usa extensión «.com» porque sus responsables pretenden competir a nivel internacional, y entonces prefieren disimular la pertenencia geográfica que revela la extensión «.com.ar». Ayer la hipótesis tambaleó para los desprevenidos que tipeamos la URL argentina y nos topamos con la home de la «Orden de Predicadores – Provincia Argentina de San Agustín».


Para colmo de sorpresas, OtrosCines.com.ar aparece inscripto en NIC Argentina desde el 12 de octubre de 2006, a nombre del crítico Diego Batlle. Todavía vigente, el registro vence el 12 de octubre del año próximo.

Más curioso aún es que la «Orden de Predicadores – Provincia Argentina de San Agustín» también tiene dominio propio (con extensión «org.ar»). De hecho, es el que encabeza los resultados arrojados por Google.

Los espíritus religiosos recordarán que Dios suele obrar de manera misteriosa. Ayer el Señor habrá considerado lícita la ocurrencia de convertir a la crítica cinematográfica (y online) en anzuelo para recuperar ovejas descarriadas.

Las mentes conspirativas, en cambio, suscribirán al rumor de que Batlle es promotor encubierto de la familia dominicana. De ahí el préstamo de un dominio que un 8 de diciembre (vaya fecha) hizo las veces de acceso suplementario a la entrada oficial.

Por su parte, Espectadores sólo se permite compartir esta curiosidad internáutica. De paso invita a sus lectores a proponer otras hipótesis sobre un fenómeno de interés para muchos, incluso el místico Don Brown.