Como bola sin Manija

Por Jorge Gómez
—————————-

Sábado de noviembre por la noche… Antes de ver Como bola sin Manija en el Gaumont, tengo dos horas para recorrer la calle Corrientes. El programa es excelente porque puedo conectar con el ambiente de los cafés, las librerías, los teatros y el bullicio de los paseantes.

Tanto estímulo inspira esta temeraria incursión en el comentario cinéfilo. Por el bien de Espectadores, espero que no se me haga costumbre.
———————————————————————————-

Como bola sin Manija es el documental que Miguel Frías, Pablo Osores y Roberto Testa filmaron sobre Rubén, soltero de 77 años y sin hijos. Hace más de tres décadas que este jubilado bancario por invalidez (es rengo) no sale de su hogar ubicado en Bernal, Gran Buenos Aires.

El anciano mantiene contacto con un sobrino que vive en la misma casa, con una vecina que le hace las compras y juega por él a la quiniela, y con dos sobrinas que lo visitan: una bibliotecaria bondadosa que se esfuerza por recuperarlo y una psicóloga esotérica que lo diagnostica con sesiones de tarot, extensas interpretaciones lacanianas y otros métodos new age.

Como no soy experto en lenguaje cinematográfico, trato de adivinar sentidos ocultos detrás de situaciones que me incomodan. Detrás de las largas intervenciones de la tarotista lacaniana, detrás de las quejas del sobrino por las molestias que le causa “el rengo” (así lo nombra) y detrás de algunas escenas exasperantes como un largo debate sobre el día del cumpleaños de quien nació en una fecha pero fue anotado 24 horas después.

Las sobrinas presionan al jubilado para que salga de su ostracismo o por lo menos se reconcilie con su amigo Manija, un solterón que parece conocer el secreto del encierro. Pero Rubén bloquea todos los intentos (“por ahora no”), pide tranquilidad y reafirma su condición de ermitaño.

Si al comienzo del largometraje debí esforzarme por entender la fábula del antihéroe que celebran las buenas críticas, sobre la media hora me sentí preso del tedio. Más que un documental, esta propuesta parece un reality show con la precariedad de un video familiar: suceden hechos sin importancia, que se escuchan y ven con dificultad, a tono con una presunta intención de veracidad.

Por si esto fuera poco, el público festeja escenas que me parecen horribles. En parte siento que todo está bien como siempre: los demás no ven lo que yo veo, y a mí no me importa.

En el final aparece el amigo Manija y la historia da una vuelta inexplicable. Rubén está de buen humor, igual que yo, porque la película terminó.

———————————————————————————-
PD. Ésta es la página de la sobrina psicóloga, esotérica, reikista.

4 respuestas a “Como bola sin Manija

  1. Los demás no ven lo que yo veo, y a mí no me importa, decís. Me pasa lo mismo, ¿somos raros? me pa que sí.
    Más que un reality show parece un reality slow… tampoco soy muy entendida en cuestiones de cine, pero como dicen los que saben, yo le puedo perdonar cualquier cosa a una película, menos que sea aburrida.
    Saludos!

  2. ¿Viste la peli Estrella? Sí, aburre.

    Pero a algunos de los que estaban en el cine les gustó…¿Seremos raros? No se. Lo piola es que no nos importe 🙂

    (Pongo esas caritas , cuento películas…Estoy raro…)

  3. Querido Jorge: como primera medida respeto tu opinión aunque la diferencia es que a mí la película me gustó y mucho.
    No me parece que la película sea un reality, es más considero que es un documental donde se respeta al entrvistado, no se burla de él. Igual te recomiendo que antes de hacer una crítica de cine leas un poco, que estudies. es muy fácil criticar cualquier obra( película, libro, pintura etc.)a través dela web y encima vanagloriarte que no entendés de ese tema. Igual me parece muy bueno que escribas lo que no me parece es la liviandad de la crítica. Aclaro, no tengo nada que ver con el director de la pelìcula!!! Solamente soy un enfermo que vive mirando cine . abrazos

  4. Sergio
    Es posible que si sigo tu consejo y estudio , mi percepciòn de la película cambie, aunque no podríamos asegurar que a los que estudian les gusta “Como bola …”. Por eso aclaro que mi crónica (no es una crítica, es un comentario de quien que vio la obra) es realizada por alguien que no conoce nada del lenguaje cinematográfico.

    A me me parece que debo aclarar ese punto (para que se sepa desde donde hablo) y no descalificar groseramente la obra, ni esa ni ninguna. Con estos cuidados, puedo decir lo que me pareciò. Sinceramente, Sergio, eso es lo que hago.

    Aclaré que hubo criticas buenas (tambien hubo malas), que la gente tuvo una buena reaccion en partes que no me gustaron y firmé con mi nombre y apellido.

    ¿Qué mas? No me vanaglorio de los cursos de cine que no hice, solo lo aclaro honestamente. La crítica no es liviana: La película no me gustó.

    No aprovecho la web . Escribo lo que me parece sin aprovecharme de un anonimato que no tengo. Mis datos estan a disposicion de quien los pida . Pero la película no me gustó.

    Sigue en cartel, así que estoy en minoría.

    En los últimos días tambien vi “Elegía de Abril” y “Amor en Tránsito”, que tampoco me gustaron …¿Debo inscribirme rápido en algun curso, o mejor no se lo digo a nadie?

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s