In treatment. Tercera temporada

Pasaron diez días desde que HBO estrenó la tercera temporada de In treament en los Estados Unidos. Azuzados por la insistente promoción online, los fanáticos latinoamericanos nos preguntamos cuánto faltará para la retransmisión regional y -más importante todavía- cómo evolucionará una propuesta cuya versión original (israelí) sólo consta de dos partes.

Paris Barclay dirige el primer y segundo episodio que retoman la vida laboral y personal del Dr. Weston. El televidente desprevenido difícilmente notará que los libretistas convocados por Rodrigo García no pueden inspirarse en un inexistente tercer ciclo de Be ‘Tipul. El más informado especulará con que Hagai Levi siga contribuyendo a la adaptación prolongada.    

Quienes vieron Tell me you love me reconocerán a la rubia Sonya Walger, ahora convertida en nuera arpía del primer paciente. Por otra parte, las mentes nostálgicas ¿y chorongas? recordarán escenas de La fuerza del cariño cada martes que Paul atienda a la ansiosa y desmemoriada Frances.

Esta aproximación inicial a In treament 3 sugiere que Weston enfrentará al menos dos grandes desafíos. Por un lado, tratar a un inmigrante (nacido y criado en India) cuyos prejuicios propios y ajenos parecen jugarle muy en contra. Por otro lado, lidiar con los fantasmas de una enfermedad hereditaria.

Dicho sea de paso, los adelantos promocionales también siembran la duda sobre la relación profesional con la nueva tutora Adele que encarna Amy Ryan, y que reemplaza a la Gina interpretada por Diane Wiest.

Sabemos de exitosas adaptaciones catódicas con más temporadas que su versión original. No obstante, algunos fans tememos que este año un sobreexigido psi termine víctima de una caja boba especialista en triturar.

Ojalá el tiempo nos niegue la razón…

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

6 respuestas a “In treatment. Tercera temporada

  1. Jimena, supongo que no tendrás que esperar demasiado. Hace semanas HBO Latinoamérica repuso las temporadas anteriores, tal vez como preparando el terreno para el ¿inminente? estreno local de la tercera entrega.

  2. Para mi se trata de otra serie televisiva, que no escapa al formato actual de las series, tienden en su temática a desplazar, a extender en “temporadas” aquello que se repite sin cesar; y que es trasladado a una multiplicidad de escenas. En este caso, se concentran en diálogos que parten del encuentro de un terapeuta con su consultante. Esta serie brinda a los psicoanalistas la posibilidad de leer, reflejar o intentar identificar algo de su propia practica, lectura que cada analista puede hacer, de acuerdo a la relación que tenga con su inconsciente. Antes de entrar en esa lectura posible, no descuido que se trata de una puesta en escena para ser vista, para la pantalla y que requiere de un juego de imágenes, de un imaginario con sus diálogos dirigidos a las emociones de los espectadores. Expectantes de lo que se repite, que se presenta en envolturas diferentes en cada capítulo. Nos ofrece no solo el discurso de los que allí consultan sino el discurso del terapeuta, las intervenciones del analista. Como los que consultan deben tener un conflicto que esta en vías de reconocerse como tal o acuden a ella con su conflicto ya bien localizado, también la pantalla configura un conflicto que esta del lado del profesional. Un profesional que esta dividido, que su propio conflicto lo divide, más bien por momentos lo parte en dos. Pero es una modalidad de abordaje de una interpretación de un personaje para cautivar al espectador, lo mismo sucede con el Dr. House o The Nurse Jakie, la enfermera conflictuada, que a pesar de los problemas en su vida llevan adelante un buen trabajo. Las preguntas más habituales son: ¿cómo es la vida de los profesionales?, ¿acaso no les pasan cosas que los afectan? ¿No tienen que hacer análisis para aliviar la pesada carga de los problemas de sus consultantes?.Osea a los profesionales no es {util para sacrle ´punta a la priblematica de esta profesión. los demás tele-evidentes encontraran su punto de identificación-

  3. Gustavo, me parece que In treatment sí escapa al formato habitual de las series porque renueva el relato en tiempo real.
    Además de que un capítulo dure lo que dura una sesión de terapia (algo sin precedentes en la televisión), el espectador tiene la posibilidad de romper con la linealidad narrativa y ver la serie fragmentada por paciente: los lunes verá a Mengano; los martes a Perengano, el viernes al propio psi. Más aquí.

  4. SI Maria pero yo lo pienso en relación al contenido que estas series que repiten lo conflictivo del personaje central, y me parece que vos lo ubicas en relación ala dinámica televisiva que como bien decís es sin prescedentes, el televidente cree encontrarse con algo nuevo y vívido como se viene promoviendo en tiempo real, así pasó con “24 horas” y me parece que cae el peso novelesco en el conflicto de los padecimientos de los personaje.

  5. Es que, Gustavo, son excepcionales las series cuyo protagonista carece de conflictos personales. Dicho esto, es probable que lo distintivo de In treatment pase antes por la forma que por el contenido.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s