Red social

Red social excede ampliamente la cuestión cinematográfica aún cuando ya figure como posible candidata al Oscar; aún cuando ilustre (aunque de otro modo*) la relación entre ¿séptimo arte? y evangelización 2.0; aún cuando algunos espectadores quieran criticar la elección de un guión por momentos críptico e hiperverborrágico; aún cuando otros prefieran destacar el arrojo actoral del músico Justin Timberlake (que encarna -vaya ironía- al creador de Napster); aún cuando un tercer grupo celebre la reaparición de Andrew Garfield (revelación de Sugar rush y Boy A) y de Joseph Mazzello (protagonista de The Pacific).

Esta adaptación del libro de Ben Mezrich ofrece algo más que la versión mitad documentada/imaginada del nacimiento de Facebook y la caracterización de su fundador Mark Zuckerberg. Quizás sin proponérselo, también describe el perfil de los golden boys que asisten a Harvard.

No me refiero a las anécdotas más relevantes del film: que Zuckerberg haya creado FB por despecho, o que haya traicionado a su mejor amigo por celos/envidia ajenos al emprendimiento web. Me refiero al retrato de los herederos de la clase dirigencial norteamericana, pichones de CEOs antes que jóvenes en el sentido romántico (idealista, contestatario) del término.

Nobleza obliga, ver Red social el sábado posterior a la muerte de Néstor Kirchner no fue buena idea. En un contexto copado por otra juventud, la rebeldía/insolencia de Zuckerberg sonaba inconsistente, caprichosa, snob.

El recuerdo de Mariano Ferreyra tampoco jugó a favor.

Dicho esto, y aún con las circunstancias en contra, el largometraje da muestras de la mayor virtud de David Fincher, es decir, su buen manejo de la dinámica narrativa. En este sentido nos retrotrae al tiempo -no de su útimo trabajo, El curioso caso de Benjamin Button– sino de la taquillerísima Pecados capitales.

————————————————————
* Mientras productoras y distribuidoras de cine aprovechan blogs y redes sociales para anunciar y promocionar estrenos, ahora Hollywood parece promocionar el genio (y algún defectillo) de quien fundó uno de los emprendimientos web más convocantes desde los albores de Internet.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

2 thoughts on “Red social

  1. Hola Maria,
    Me gustó la línea que trazaste sobre el papel de la juventud argentina en estos días en contraste con el yuppi 2.0.

    Después de esquivarla por varias semanas, vi red social y creo que dista bastante de ser la obra maestra que nos han vendido, no?. Si bien el manejo narrativo de Fincher es buenismo y Timberlake sigue sumando para hacernos olvidar de Nsync, la película no me generó ninguna sensación en particular… fue inocua. Raro en Fincher que (casi) siempre busca algún sacudón.

    De Benjamin Button para aca David se volvío aséptico?. Y con su próximo proyecto refritando innecesariamente “Los hombres que no amaban a las mujeres” ya no se que esperar de este muchacho, jeje. ¡Volvé Fight Club!.

  2. Coincido totalmente, Winston. Para mí también Red social dista de ser una obra maestra (dicho sea de paso, no es la primera vez que disiento con el gusto del jurado de los Oscar, que ya la nominaron como mejor película del año).

    No había pensado en la posibilidad de que Fincher se haya vuelto aséptico, pero me parece que tu hipótesis tiene asidero. 😉

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s