Carta Maior

El domingo 3 de octubre Martín Granovsky de Página/12 le dedicó unas líneas a Carta Maior en la introducción a la entrevista que Lula les concedió a tres medios horas antes de las elecciones presidenciales en Brasil. El periodista argentino mencionó «la hazaña» del editor Joaquim Ernesto Palhares, que convirtió este espacio web en «referencia mundial con decenas de miles de visitas y 65 mil usuarios registrados con nombre y apellido».

Tarde vengo a descubrir este sitio brasileño que se fundó casi diez años atrás, y que -además de traducir algunos de sus artículos originales al español, francés e inglés- también publica textos (en castellano) de intelectuales como Eduardo Galeano e Ignacio Ramonet.

Según consta en la sección Quiénes somos, Carta Maior es una «publicación electrónica multimedia» que nació en enero de 2001, en el marco de la primera edición del Foro Social Mundial realizada en Porto Alegre. «La elección de la fecha no fue casual»: los principios editoriales que rigen este emprendimiento son afines a las ideas inspiradoras del movimiento internacional que dio origen al FSM.

Desde entonces el compromiso de Palhares y su equipo pasa por «contribuir al desarrollo de un sistema de medios democrático en Brasil y, por extensión, a trabajar por la democratización del Estado brasileño, por el fortalecimiento de la integración sudamericana, y por la consolidación de todos los movimientos que aspiran a construir una globalización solidaria».

La presentación institucional sostiene que, a partir de 2009, Carta Maior no sólo conquistó «el respeto» del público lector, de los movimientos sociales, de la comunidad académica, de importantes sectores de la política, de gobiernos nacionales y de los profesionales del área. También se convirtió en «referencia obligada» para la cobertura y análisis críticos de fenómenos ignorados o distorsionados por las grandes corporaciones mediáticas.

El logo de la publicación brasileña incluye un globo terráqueo invertido. Esta contravención a las reglas de la cartografía etnocéntrica confirma la intención de cuestionar/combatir el pensamiento único imperante. 

——————————————————–
PD. Recomiendo la lectura de este artículo que Palhares redactó meses atrás para Digital Question. A continuación transcribo la introducción. 

Para utilizar una expresión al gusto de los grandes empresarios del sector, necesitamos una revolución capitalista en la comunicación mundial. Más propietarios, más vehículos, más productores de comunicación, productos de mejor calidad, consumidores más exigentes, descentralización de los centros productores para garantizar el derecho de todos los ciudadanos del mundo a tener información y comunicación de calidad. Esto, sin embargo, no será hecho dentro del modelo actual, marcadamente monopolista y excluyente».