Culto a la no-noticia

En las versiones online de los grandes diarios, el frenesí por la actualización apresura el anuncio de primicias (algunas falsas, otras acertadas) y estimula la publicación compulsiva de contenidos inconsistentes. Aunque señaló este culto a la no-noticia en una, dos, tres, cuatro oportunidades, Espectadores vuelve a dedicarle un post, esta vez un compendio de titulares mayoritariamente extraídos de la sección Últimas Noticias de La Nacion.com.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Chismes televisivos, posts de blogs asociados, estadísticas y conclusiones universitarias difícilmente contrastables son las fuentes más utilizadas para maximizar la frecuencia de actualización. De esta manera, los diarios online terminan generando más ruido que información.