La nética del pronetariado

Autores del término «pronetariado«, los galos vuelven a apropiarse de la palabra inglesa «net» para hablar de «netiqueta» y sobre todo de «nética». Estos dos neologismos sirven para darles existencia formal a las reglas de buena conducta que rigen en algunos sitios, bitácoras y foros abiertos a la intervención de visitantes asiduos y ocasionales. Entre los 434 espacios francófonos que cuentan con una «carta nética», se destaca el blog que la Biblioteca Nacional de Francia montó para los ciudadanos lectores.

Agoravox y Les Humains Associés son los promotores principales de este intento por sistematizar el fair play en la Web francesa (es más, Humanos Asociados le dedica un blog específico). Ambos impulsores convocan a un comportamiento ético y responsable, a una forma de civismo consensuado incluso para el ámbito de Facebook y Second Life

A continuación, algunos de los puntos que integran estos manuales de libre expresión online y que -por citar un caso criollo, y por hacer un poco de autobombo– no figuran en la política editorial de Espectadores.

 Para facilitar el diálogo y la comprensión, evite el lenguaje SMS y textos como «vffvdsv», «hola», «de acuerdo», «no estoy de acuerdo». Argumentos, observaciones, reflexiones alimentan el intercambio de opiniones

 No comente únicamente para señalar errores ajenos de tipeo, ortografía o redacción. 

 Utilice con moderación los smileys/emoticones. Recuerde que estos simbolitos no lo excusan todo ni sirven para edulcorar comentarios agresivos o insultantes.

 No está obligado a firmar con nombre y apellido, pero evite el anonimato.

 Verifique y cite las fuentes de la información que comparte, afín de evitar la desinformación y los rumores. Recuerde respetar los derechos de autor y de imagen.

 Si publica un link, por favor trate de acompañarlo con un comentario preciso o al menos una frase completa que lo contextualice.

 Antes de publicar su comentario, asegúrese de respetar el tema planteado en el post.
 
 Usted se comunica con gente de distintas partes del mundo. Cuide el uso del idioma; utilice con discreción el lunfardo y las expresiones demasiado locales.

 Son bienvenidos los amigos francófilos. Anímense a participar aún cuando su nivel de francés no sea óptimo.

 Cuídese de los trolls, individuos que persisten en la tarea de sembrar la discordia. 

 Piense en quienes leen sus comentarios. La cortesía y el respeto recíproco son requisitos indispensables para un intercambio correcto y enriquecedor. Compórtese con los otros como desea que los otros se comporten con usted.

 Asegúrese de haber dormido bien, o de haber tomado un buen café, antes de publicar respuestas violentas. Los blogs son grandes amplificadores de conflictos, porque la ausencia física de los interlocutores aumenta las tensiones. Aunque se encuentre solo delante de su computadora, recuerde que un blog es una asamblea pública.

 Tenga en cuenta que los motores de búsqueda crean un archivo con sus intervenciones. Preste atención a lo que escribe, sobre todo si lo hace con nombre propio o un mismo seudónimo. Nunca olvide que sus acciones o intenciones le son atribuidas automáticamente. 

 Todo comment publicado es responsabilidad exclusiva de quien lo escribe. No le reproche al administrador del blog inconductas ajenas.

 No les reproche a los autores de los posts cuando permanecen en silencio. Nada los obliga a intervenir en las discusiones que generan sus textos.