La (otra) Santísima Trinidad

Hoy los franceses conmemoran la Revolución –con “r” mayúscula– que los hizo famosos, y que tan bien supieron exportar (salvo en los territorios que prefirieron colonizar). El mundo occidental se pliega a la celebración, en parte en honor a los Derechos del Hombre y del Ciudadano, declarados semanas después del alzamiento que tuvo lugar en la Bastilla el 14 de julio de 1789.

“Libertad, igualdad, fraternidad” es el lema que la mayoría de los mortales asociamos a este hito de la Historia moderna, y que sintetiza el ideal de una sociedad madura y justa, sin distinción entre individuos de primera y segunda categoría. Ojalá nuestros senadores lo tengan presente mientras debaten el proyecto de matrimonio igualitario (con los mismos derechos y obligaciones para adultos de condición hétero y homosexual). Ojalá voten regidos por los valores inherentes a esta otra Santísima Trinidad.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s