Cine y fútbol, pasiones encontradas

Rara vez la pasión por el cine y la pasión por el fútbol caben en un mismo corazón. Son pocos los mortales fanáticos de ambas disciplinas; son excepcionales los espectadores que pueden dedicarles la misma cantidad/calidad de tiempo y atención; conforman una minoría selecta los espíritus capaces de (y dispuestos a) escribir sobre films, directores, actores y sobre partidos, equipos, DTs, jugadores.

Ante la llegada del Mundial 2010, algunos bloggers cinéfilos anunciaron un cese provisorio de funciones, otros se permitieron ciertas digresiones, los menos ocurrentes nos conformamos con breves menciones que apuntan a reconocer la imposibilidad de ignorar semejante evento internacional.

Dadas las últimas actualizaciones de Espectadores, algunos podrán imaginar que la pasión por el fútbol (por el Mundial, en realidad) supera a la pasión cinéfila. Por lo pronto, desde el inicio de la competencia, esta bitácora no reseñó ningún estreno cinematográfico y sólo comentó una, dos películas.

A la autora de este post le interesan poco y nada las vicisitudes de “la redó“, y sin embargo la disputa por la gran Copa consigue revertir tanta indiferencia. Este año, cuanto más avanza la selección argentina por el camino de la victoria (a tocar madera mientras llega el duelo con Alemania), menos interesan la renovación de la cartelera, la proyección de films en la TV por cable, las novedades de los videoclubs, los títulos disponibles en los refugios online.

¿Existirán corazones futboleros que reaccionen parecido en épocas de Oscar(s) y/o BAFICI(s)? ¿La nominación y posterior premiación de El secreto de sus ojos habrán desviado la atención de hinchas preocupados por el ascenso/descenso del club de sus amores? ¿La carrera por conseguir entradas para el último Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente los habrá distraído de la obsesión por el fixture de turno?

Más visceral o menos intelectual que la pasión cinéfila, la pasión por la pelota roba corazones en los últimos tramos del Mundial. Incluso algunos amantes del Séptimo Arte relegamos a Pixar, Caetano, Berneri para ponerle todas nuestras fichas al juego que -nos guste o no- endulza nuestro orgullo nacional.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

3 respuestas a “Cine y fútbol, pasiones encontradas

  1. Lindo post, no queda otra que rendirse, María.

    Y de paso, un minuto de silencio para Dunga 😛

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s