Aplicación de dos varas y dos medidas para distintos padres “de corazón”

Meses atrás, un abogado compañero de trabajo se pronuncia en contra de la ley de extracción compulsiva de ADN, aplicable a los casos de presuntos hijos de desaparecidos que se niegan a conocer su verdadera identidad o a desmentir de manera científica su falsa condición de apropiados. Los argumentos básicos de este profesional del Derecho son tres: 1) la extracción compulsiva de datos genéticos criminaliza a posibles víctimas de un terrorismo de Estado perpetrado treinta años atrás; 2) el Estado vuelve a victimizar a adultos ya victimizados cuando fueron niños o bebés; 3) el Estado desconoce/viola el derecho de gente adulta a decidir si desea o no conocer/enfrentar tal o cual realidad, en este caso su historia personal y familiar.

Sin ánimo de discutir estos argumentos a mi juico inconsistentes, sí me permito resumir la tesis principal del abogado en cuestión: la ley de extracción compulsiva de ADN pone en peligro, cuando no destruye, la integridad psíquica de personas que en definitiva quieren -por eso defienden- a quienes los criaron. Desde este punto de vista, resulta prioritario preservar el vínculo de estos hijos con sus padres no biológicos sino “del corazón”.

Aquí no importan antecedentes y circunstancias, aún cuando incluyan un delito de lesa humanidad como la estrategia u ocurrencia de aprovechar la desaparición forzada de personas para apropiarse de sus vástagos.

Días atrás, el mismo abogado se pronuncia en contra del proyecto de otorgarles a parejas homosexuales el derecho de adoptar chicos/hijos. Algunos de los argumentos esgrimidos son los siguientes: 1) la sociedad argentina no se encuentra preparada para tal cambio; 2) la sociedad argentina todavía sospecha que la crianza en una familia homoparental corrompe la psiquis de un niño; 3) hay que impedir que los chicos se conviertan en blanco fácil de estigmatización social por criarse en una familia homoparental.

Cuando a este abogado se le explica que ya existen niños criados en familias homoparentales, que algunos no son producto de uniones (heterosexuales) anteriores sino que fueron concebidos por una de las integrantes de la pareja (situación factible entre lesbianas), este profesional del Derecho no reconoce que la prohibición de adoptar le impide a la otra integrante de la pareja (aquélla que no gestó ni parió) la posibilidad de formalizar su vínculo con el chico. En cambio, sostiene con total seguridad que esa otra mujer no puede formalizar ningún vínculo porque ese vínculo no existe de hecho.

Curiosamente, a diferencia de lo esgrimido para descalificar la ley de extracción compulsiva de ADN, en su alegato contra la “adopción gay” el letrado sugiere que la maternidad/paternidad legítima se reduce al principio biológico. También destaca, ahora sí, la importancia de antecedentes y circunstancias: en este sentido, los reparos legales por ahora vigentes, la falta de madurez cívica y social, la escasa difusión (y conocimiento) de estudios con aval científico sobre niños criados en el seno de familias homparentales son razones de fuste para negarle prioridad -y reparación jurídica- al vínculo de estos otros hijos con padres “del corazón” en principio ilegítimos.

Asusta un poco que ¡nada menos que un abogado! no quiera o no sepa distinguir entre “apropiación” y “adopción”, y por lo tanto no quiera o no sepa analizar el alcance, la gravedad de tamaña confusión conceptual. También causa temor que el mismo profesional niegue la existencia de una realidad (de un vínculo) sin reconocimiento formal y, por eso mismo, con legítimo derecho a una ley que -además de darle visibilidad- confirme la definición de paternidad como una responsabilidad irreductible al determinismo biológico.

¿Acaso todos los abogados de nuestro país ejercen su profesión aplicando dos varas y dos medidas según la ocasión? De ser así, compadezcamos nuestra suerte de ciudadanos sujetos a tanta desprotección en materia legal.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

7 thoughts on “Aplicación de dos varas y dos medidas para distintos padres “de corazón”

  1. Excelente reflexión y comparto 100% con vos…
    Para mi?, sin mas nada que agregar
    Salute!
    Nico

  2. Excelente post María. Hago la traspolación a la farándula: si Ricky Fort y Ricky Martin adoptan niños/alquilan vientres, está todo bien. Ahh, pero si dos putos comunes y corrientes quieren tener familia, ESTÁ TODO MAL!!!

  3. Es evidente que en la causa de hijos de desaparecidos la estrategia de dar por tierra la validez de la extracción compulsiva de “muestras”, es otra de las muchas que por caso, en la causa Noble Herrera se intentaron utilizar.

    En este caso, particularmente, todo se mide con distinta vara… Lo que no nos debería extrañar!!!

    Abrazos!!!

  4. Es interesante ver como algo tan básico como la investigación de un crimen puede generar tanta polémica.

    A Mariano el Latinista o a Elisa Carrió no se les ocurriría cerrar la puerta de su casa a un policía que viniera a investigar un supuesto crimen ocurrido en ese lugar con el pretexto de que eso podría involucrarlos o involucrar a terceros. A nadie se le ocurriría negarse a dar sus huellas dactilares con el pretexto de que es algo sucio y agraviante, invocando una todopoderosa libertad individual.

    El adulto que fue apropiado de bebe es solo una de las tantas víctimas de ese crimen. Sus familiares, sus amigos y la sociedad en su conjunto, conforman el resto. Su negativa mantiene el crimen latente y perjudica a las otras víctimas.

    Como es normal que ese adulto no quiera perjudicar a sus padres-apropiadores y prefiera no buscar la verdad, es bueno que esa búsqueda sea una obligación y de esa manera lo descargue de esa responsabilidad. El Estado le quita de esa manera el terrible peso de decidir sobre la libertad de sus padres-apropiadores.

    Lo jurídico no tiene nada que ver en esta historia. Es puramente político. Si un grupo armado de izquierda hubiera secuestrado bebes de funcionarios o amigos de la dictadura, los hubiera repartido discrecionalmente , el doctor Grondona hablaría de Pol Pot, de Stalin y de crímenes atroces que deben ser reparados, pero no de una bucólica libertad individual.

  5. El post apunta a lo que bien señalás, Rinconete. La contraposición de los dos discursos (el primero en contra de la extracción compulsiva de ADN; el segundo en contra del “matrimonio y la adopción gay” por mencionar el tema de manera rápida) revela la raíz política o ideológica que sostiene la postura de mi compañero abogado… y de tantos otros que opinan como él.

    Además de lo que escribiste en tu comment, es notable cómo, cuando le conviene, este doctor en leyes preserva el vínculo entre ciertos hijos y sus padres adoptivos (nada de apropiadores) y, también cuando le conviene, se permite negar o desconocer el vínculo entre otros hijos y sus padres (homosexuales).

    Aunque abogado, sus discursos exponen más su ideología que sus conocimientos jurídico-legales. Por eso, cuando en este tipo de discusiones esta persona se define como “hombre de derecho”, siempre le pregunto si no habrá querido decir “de derecha(s)”.

  6. Me contaron que la jueza Arroyo Salgado le pasó el trapo al doctor Grondona en uno de los últimos programas que lamentablemente no vi.

    Victor Hugo Morales dijo que un día será tan vergonzoso haber sido clarinista como haber sido videlista. El doctor Grondona podrá entonces elegir con qué vergüenza seguir dando cátedra.

  7. Yo vi parte de ese programa (seguramente está en Youtube, no lo busqué); lo curioso era que mientras la jueza explicaba todo con la mayor precisión legal, el “doctor” Grondona la interrumpía con preguntas al estilo Mirtha Legrand, que no parecían de un conocedor de las leyes.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s