De duelo por Saramago

Extracto de una entrevista concedida a La Nación, en diciembre de 2000:

No puedo evitar ser cada día más viejo. Pero como compensación me siento cada día más libre y más radical. Y espero llegar a los 90, sin Alzheimer y con esta rebelión. Hay en los cementerios unas lápidas donde la gente inscribe: «Aquí yace Fulano…». Yo quiero que en mi mármol diga: «Aquí yace, indignado, José Saramago». Y estaré indignado por dos motivos. Primero, por no estar vivo. Y luego por haber venido a un mundo tan malo y que en lo esencial no ha cambiado».

Posts de Espectadores dedicados a don José: