La conjugación de los periodistas online… y deportivos

Así como en enero pasado señalamos esta perla de Clarín, hoy destacamos un gol de Cancha Llena, producto digital del diario La Nación.

¿Mala conjugación o simple error de tipeo? La falta «se regodió» aparece en el cuerpo, no así en la bajada del artículo («se regodeó»). Quienes todavía apostamos a la vigencia de la división de tareas entre editor y redactor, sospechamos que el primero no vio el error del segundo. De paso, y para reforzar nuestra hipótesis sobre el descuido idiomático, también señalamos que las teclas «i» y «e» no son tan vecinas como para confundir dedos.

Por otra parte, «regodearse» no parece la traducción más acertada para «régaler contre». A priori, la expresión francesa («disfrutar o darse el gusto de») no tiene la connotación maliciosa que sí transpira el verbo en castellano.

Como sucede en otros casos, lo triste no es que nuestro periodismo cometa errores (a pesar de todo, este oficio también es humano) sino que los replique alegremente. Fiel a esta notable tendencia, hoy El Argentino se regodía igual que Cancha Llena de La Nación.