Para vestir santos

La mayoría de los televidentes alabará el elenco de Para vestir santos, serie semanal que anoche estrenó Canal 13 y que protagonizan Gabriela Toscano, Griselda Siciliani y Celeste Cid. Pero en realidad, y sin ánimo de desmerecer un elogio indiscutible, la gran «pegada» de esta nueva producción de Adrián Suar es la decisión de encargarle a Javier Daulte la redacción del libreto.

Experto en familias disfuncionales, el talentoso dramaturgo argentino es el autor ideal para contar la historia de tres hermanas solteras que acaban de perder a su madre y que temen terminar solteronas. Así lo prueba el primer capítulo, todo un logro en cuanto a presentación de situaciones y personajes, incluidos la progenitora tirana que compone Betiana Blum (por más operada/ botoxeada que esté, no pierde encanto para la comedia), la medio-hermana malvada a cargo de la también retocada Gloria Carrá, y el ex novio y ¿futuro pretendiente? que Luis Machín y Daniel Hendler interpretan respectivamente.

Toscano, Siciliani y Cid se lucen en la piel de sus personajes y en la tarea de combinar drama y comedia sin estereotipar ni sobreactuar. Las tres transmiten muy buena química entre ellas y con los demás integrantes del elenco que, según los anticipos del próximo capítulo, incluye a Hugo Arana y Fernán Mirás.

Por momentos, Para vestir santos parece otra versión muy libre de Cenicienta. La condición huérfana de Sussi, Virgi y Male, la influencia de una figura materna déspota, las intervenciones de una hermanastra dispuesta a arruinarles la vida a las protagonistas (única objeción: ¿hacía falta llamarla «la conchuda»?) y la alusión solapada a la fantasía del príncipe azul son algunos de los elementos que sugieren la re-versión del famoso cuento de hadas.

La cita con las tres hermanas frustradas tiene lugar los miércoles a las 22.45. Sin dudas, el espacio que el año pasado ocupó la también recomendable Tratame bien sigue albergando lo mejor de la programación irregular del 13. ¿Será mucho pedir que los directivos del canal hagan respetar el horario y mantengan la atinada decisión de evitar los cortes publicitarios?