La resignificación del insulto en tiempos de militancia oficialista 2.0

Por Jorge Gómez
—————————-

El viernes pasado, los seguidores de 6,7,8 con página en Facebook se autoconvocaron en el Obelisco y en otros puntos del interior del país para apoyar la vigencia de la Ley de Medios. Mientras los responsables del programa mandaron una cámara para entrevistar a algunos manifestantes porteños, los grandes canales de televisión ignoraron este acto como aquel otro del 12 de marzo: esta vez prefirieron cubrir, quince cuadras más lejos, el incendio de un segundo piso ubicado en el barrio de Constitución.

Por su parte, los diarios casi no registraron el episodio. La mayoría publicó el mismo cable de Télam, Clarín lamentó en su sitio la “congestión de tránsito por una marcha kirchnerista”, y sólo Página 12 envió un periodista para que hiciera una cobertura completa de la concentración.

Mas allá de cuán expuesta queda la falacia del periodismo objetivo e independiente (¿cómo puede NO ser noticia la movilización de miles de personas al centro de Buenos Aires a partir de una convocatoria online?), se dan dos fenómenos interesantes. El primero: estos ciudadanos oficialistas parecen haber adoptado los motes con los que se los insulta.

En tanto minoría oficialista, estos integrantes de la clase media porteña son profusamente agraviados en Internet y habitualmente acusados de indignos, violentos, extorsionados, comprados o esclavos del clientelismo por una gran mayoría de compatriotas comunicadores y políticos. En respuesta a esta agresión, los manfiestantes del viernes pasado llevaron carteles con las leyendas “Somos la mierda oficialista” o “Vine por un chori” entre otras ironías sobre el apoyo que el Gobierno nacional supuestamente compra y paga.

Cuando estas personas deciden autodenominarse mierda oficialista, “asumen la distorsión y la devuelven multiplicada” (diría Franz Fanon). Retoman los motes con los que se los denigra y los usan con arrogancia para identificarse. Existen varios ejemplos en el peronismo (cabecitas, aluvión zoológico) y en nuestro fútbol (canallas, bosteros, gallinas) de esta resignificación del insulto.

El segundo fenómeno interesante es el creciente repliegue de la comunicación oficialista hacia la Web. Esta militancia 2.0 se da mayoritariamente en los sectores kirchneristas que buscan franquear el bloqueo informativo impuesto por los grandes medios de comunicación, en su mayoría anti-Gobierno: la convocatoria a una marcha desde Facebook o la constitución de grupos blogueros en apoyo a la gestión de Cristina representa un intento de encontrar espacios de comunicación novedosos y alternativos.

Esta militancia virtual, junto con la mencionada resignificación del insulto, aparece como respuesta pacífica y creativa de un sector de la sociedad habitualmente acusado de las peores tropelías. Dada la novedad, habrá que seguir la evolución de ambos fenómenos con atención.

16 respuestas a “La resignificación del insulto en tiempos de militancia oficialista 2.0

  1. A mí me molesta que todo se haga como si nadie fuera capaz de ver la intención de quien lo hace. No me sorpenden los decires, ni los de un lado ni los del otro. Lo que sí me sorprende es que cada vez hay menos espacio para lo común, para aquello en lo que podemos acordar todos, al menos en parte.
    Todo es un juego de provoción y chicaneo, de vendetas casi adolescentes, de insultos descarados. Mucha responsabilidad, para mí,, tiene el gobierno, quien debería mantener una postura más mesurada, total, para hacerle frente a los embates de la oposición, bastaría con las buenas espaldas que tienen, y las verdades, que no siempre tienen.
    Esta nueva forma de hablarnos los unos a los otros me parece, no sólo horrible, sino también peligrosa, porque llega para instalarse, así, a cielo abierto, por más que mucho de lo que ahora está en la superficie andaba silenciado allá abajo. Lo dficíl será ahora aprender a respetarnos.
    El programa ,7,8 edita la realidad, baja línea, editorializa, igual que los otros medios; y eso se ve. Claramente. Pero en la medida en que las posturas se sigan arrinconado, nos costará más y más salir del rincón para intentar, aunque sea, un pequeño acuerdo con el que está en la esquina del ring contraria…
    Bueno, no sé… no releo y mando…
    Saludos, Jose!

  2. Estrella
    La responsabilidad de un gobierno no es la de mantener una postura mesurada, sino la de incentivar el bien común. Un presidente mesurado que no se preocupara por la educación pública o la inequidad sería una mala noticia para todos.

    La famosa crispación no es un problema de estilos, es un problema de políticas. Si Cristina Fernandez hubiera acordado con Clarín dejar la ley de medios en un cajón, como hicieron todos sus predecesores, bajado las retenciones a los niveles aceptados por la Sociedad Rural, congelados los sueldos y mantenido el sistema de AFJP, su estilo sería hoy tan irrelevante como lo fue el de Menem para los mismos medios que lo trataban de político de raza y califican hoy a los K de desaforados.

    678, como bien señalás, edita la realidad, baja línea y es un panfleto. Pero es un panfleto que no responde a los mismos intereses de la mayoría de los otros panfletos y simplemente por eso aumenta el pluralismo del menú audiovisual (hablo de pluralismo, no de calidad).

    Creo que deberíamos hablar más de políticas que de estilos o intenciones.

    Saludos cordiales,
    r.

  3. Spectatrice

    Es cierto que es muy interesante el fenómeno 678. Creo que responde, como escuché en la reunión bloguera que mencionaste, primero a la necesidad de sentirse menos solos y segundo a la voluntad de articular un discurso diferente al de la mayoría de los medios (un relato diría CFK).

    Lo único que raspa, al menos a mi, es el plusvalor de la noción de ¨autoconvocados¨ como si la participación ciudadana ¨encuadrada¨ fuera casi una enfermedad vergonzosa. Pero creo que eso es tema para otro debate, como los que lanza el amigo Adivinador.

  4. Amigo Adivinador

    Tanto cine independiente me está secando el seso…
    Recién me doy cuenta que el post es tuyo y no de María…

    Mis disculpas,
    r.

  5. En el fondo 678 y Clarín son lo mismo. La diferencia es que uno opera a favor del gobierno y el otro opera en contra del gobierno. Cada uno tira para su lado con el mismo nivel de mediocridad y un grado de patetismo que asusta. Para decirlo de manera burda: son la misma mierda pero con distinto olor.
    Que 678 tenga un discurso diferente al de los grandes medios no es excusa para exonerarlo.
    Por otra parte, no se puede dejar de lado que Diego Gvirtz, el productor de 678, hasta hace no mucho tiempo atrás en TVR armaba informes en contra del gobierno.
    Muy bueno el blog. Siempre leo pero no comento.

  6. Youth
    Sí, ya hemos hablado del programa aquí. No es el Tema del post, pero es verdad que no es objetivo, ni promete serlo. “Son tiempos difíciles y ni podemos hacer periodismo” dijo Sandra Russo hace un tiempo. Se asumen como kirchneristas , y en la charla que linkeaste queda claro: Hablan de política como políticos.

    Odio terminar defendièndolos , pero en un país donde los periodistas atacan como políticos y se defienden como periodistas, la transparencia de Russo me cae mejor que los arrebatos de independencia y objetividad de el 80% de los periodistas que transmiten todo el día por casi todo el espectro todos las mismas cosas.

  7. Estrella
    Hola amiga. Sí, a mi me parece que se perdieron la oportunidad de hacer un programa de analisis de medios (como diariosobrediarios, por ej) , tal vez por la presencia de Diego Gvirtz, cuyo estilo tiende a banalizar todo, en armonía con el resto de la tele.

    Tengo algunas ideas acerca de los insultos, la desmesura y la crispaciòn, que podremos charlar en otra ronda ¿No?

    (¿Quien será el José al que saludaste?)

  8. Rinconete
    …Te agradezco que hayas comentado sobre el tema del post!!!
    Sí, a mi también me choca siempre ese vigor para nombrarse como “autoconvocados” . Pero bueno, lo son. Podrán terminar siendo concejales y diputados, pero por ahora los 6.7.8 de facebook son internautas que se juntan porque no encuentran facilmente con quien compartir ideas.

    La seguimos, saludos

  9. Bender
    hola, bienvenido como comentarista.
    Yo estoy muy de acuerdo con que 6.7.8 manipula, pero me parece que lo hacen de manera transparente y – finalmente – me parece que si ahora todos sabemos que los medios manipulan es porque por primera vez un grupo de periodistas profesionales se dedicò a hablar de esas cosas.

    Lanata hizo eso también en otro tiempo, pero 6.7.8 analizò las maniobras del periodismo e hizo periodismo de periodistas (rompiò los códigos de la corporaciòn) durante meses todos los días : Eso, que Gustavo Sylvestre llama “atacar al periodismo independiente” , me parece un aporte a la transparencia de los medios, sinceramente .

    ¿Me he convertido en Kirchnerista? ¿Debo reclamar mi choripan y mi vaso de vino?

    Saludos, la seguimos

  10. Jorge, Jorge, qué José ni José, perdón!
    Está buena esta charla. Seguimos la charla en otra ronda, claro. Pero quiero decirle a Rinconete.

    Definitivamente, creo que la responsabilidad de un gobierno es incentivar el bien común. Cuando me refería a la mesura, estaba hablando de esta cuestión de unos contra otras. En ese aspecto, creo que el gobierno tendría que ser más mesurado. Esto mismo creo que lo dije un diputado en 678 (lo vi ayer, un rato). Digo: haciendo videos como los de los gorilas, ¿para qué?
    Es decir, la política y es estilo dan identidad a un gobierno, pero cuando se pasan de la raya, cuando esa “forma de” les juega en contra, mejor probar con otros modos, como convencer, dialogar, insistir, pelear, pero sin echar leña al fuego entre los distintos componentes de una sociedad. Ya sé que hay intereses, pero creo que la cosa va mucho más allá. Se está instalando una manera de comunicarnos que a mi no me gusta. Nos estamos convirtiendo en enemigos.

    Por otro lado, siempre pasa lo mismo: cuando uno expresa lo que no le gusta de este gobierno (la agresividad del discurso, las mentiras, las patoteadas) ahí nomás el que te lee supone que vos no querés la Ley de Medios, etc., etc. Como si no te importara nada el bien común, y eso no es así.
    Saludos y gracias por la escucha.

  11. Estrella
    Sigo con àtenciòn tu crítica a los modos y las formas, que ya desarrollaste en varios posts de tu propio sitio. En principio estoy de acuerdo. Hay una manera violenta de debatir cuestiones políticas en Argentina que – finalmente – forman parte de la política. La invaden, la distorsionan y terminan formando parte de su contenido.

    Para mi esa es una novedad a partir del 2001 , pero no me parece que sea responsabilidad mayoritaria de este gobierno. Personajes desmesurados, puteadores y calumniadores han aparecido con altísimo nivel de visibilidad mediática como Elisa Carriò, Luis Juez, Luis Delía, el simpàtico gauchito piquetero De angelis , Castells , etc , independientemente de los Kirchner , para denunciar , pronosticar, reclamar, amenazar, gritar, calumniar (dos de esta lista trataron alegrmente de narcotraficante a Duhalde y despues lo negaron en sede judicial), usar un lenguaje inconcebible para un interambio normal de ideas. En otro espacio, personajes como Aguinis o Morales Solá editorializan que están entrando armas de Sendero Luminoso, que Quebracho es una “perfecta maquinaria militar”, que solo nos queda el apocalipsis.
    Y este kirchnerismo de “batalla final contra los monopolios mediáticos” participa de este clima, estamos de acuerdo.

    Pero no era de esto de lo que quería hablarte (?). Lo que me resulta mas incómodo es el ambiente enrarecido de debate en el que nosotros mismos estamos metidos. Yo estoy como “fan” de 6,7,8 – por ejemplo – y cualquier puteador anónimo me pide explicaciones , para que aclare que “por-supuesto-no-soy-K” . Si entre nosotros (que no debièramos echarle la culpa al gobierno por nuestra propia posibilidad de diálogo) no nos animamos a decir cosas muy simples como “lo que nos parece” porque presuponemos en el otro una posiciòn “amigo-enemigo” y esperamos la chicana, el malentendido, la agresiòn, es – me parece a mi – porque hemos estado mucho tiempo mirando a Juez y Carriò.

    Digo, ese me parece un tema: ¿Nosotros podemos dialogar?

    Bueno, suficiente. No me anda mi PC y ya gasté 3 pesos (Y Moreno dice que no hay inflaciòn!!) en un locutorio. Buen fin de semana , Estrella.

    (Che, de onda se los digo a todos: Lo de la resignificaciòn de los insultos y la militancia en la web no les interesó nada ¿No? )

  12. Amigo Adivinador

    Los participantes de los blogs políticos solemos hacer lo mismo que ocurre en las charlas-debate de los cineclubes, en donde las preguntas de los espectadores son en realidad monólogos disfrazados que poco tienen que ver con la película en cuestión. En tiempos de crispación política este fenómeno se potencia, cosa que lamento.

    Volviendo al tema del post, la resignificación de los insultos me parece uno de los aspectos más interesantes del debate sobre los medios y la política. Cuando leí los carteles de ¨Somos la mierda oficialista¨ o las remeras con la inscripción ¨Cris Pasión¨, pensé como vos en los ¨descamisados¨ y en los ¨grasitas¨. Es una manera creativa de encontrar su propia identidad a la vez que se desactiva el insulto del rival y se intentar perforar el teflón del discurso mayoritario. Menos músculos y más materia gris.

    Estrella
    (Jorge, perdón por la disgresión…)

    Creo, como señala Jorge, que la desmesura es una tendencia compartida tanto por el gobierno como por la oposición y los medios. No conozco sus razones pero padezco sus efectos cada día cuando leo el diario, tomo un taxi o ceno con amigos.

    Frente a ese magma común (de lluvias de fuego, insultos, boqueteros y antipatria) diferencio al gobierno, que además de su desmesura y el estilo maestra Siruela de la presidenta, lleva adelante iniciativas que aplaudo, de la oposición que en su desmesura no parece tener otro programa político más allá de oponerse a todas las iniciativas oficialistas, aún aquellas que históricamente defendió.

    Pero sin duda preferiría que quienes llevan adelante esas iniciativas que aplaudo no fueran los energúmenos que son pero los que veo del otro lado, salvo puntuales excepciones, son también energúmenos que se diferencian de los otros por no apoyarlas.

    Por último, así como padezco el paradigma de la charla-debate en los blogs, confieso que suelo fastidiarme ante las críticas al gobierno, agobiado de carteras, botox, chirolitas, estilo grasa y otras nimiedades que suelen poblar las críticas que escucho. Tu queja me impulsa a intentar no hacerlo.

    Saludos cordiales,
    r.

  13. Jorge,

    Exactamente, estamos demasiado centrados en las formas, porque las formas provocan y molestan, en lugar de entusiasmar y convencer. La oposición, con su lectura apocalíptica, también me molesta, pero la oposición es oposición, y el gobierno es el gobierno y debe gobernar (y hablar) para todos. Yo no siento que la presidenta me hable a mí. Nunca. Y no hablo de mi situación personal, para nada. Siento que tengo dos opciones: o venerarla u odiarla.

    Con respecto a 678, yo también me uní al grupo de facebook, porque sinceramente me interesa hablar con otros que no piensen como yo. La primera vez que dejé un comentario diciendo que no estaba de acuerdo con no sé qué cuestión, una chica me saltó a la yugular con toda su furia. Pero yo no redoblé el insulto (quería ver qué pasaba) e insistí en el diálogo. Al rato nomás, éramos unos cuantos, k y no tan k, que se fueron sumando y pudimos tener una conversación muy rica a fuerza de cuidar mucho las formas: “gracias por contestar; tenés razón en esto; miralo desde este punto de vista; bla bla bla”. Estuvo bueno.

    Rinconcente,

    Tema insultos. Si hay un cartel que dice “Cristina, yegua, grasa y no sé qué”, bueno, que la oposición se aguante lo que ha provocado. Pero ¿si ese cartel fue obra de algunos pocos? Yo, que no soy k, no hablo de “la mierda oficialista”. Resultado: no sé dónde ponerme, no estoy con el gobierno ni con la oposición. Quiero muchas de las cosas que quieren los k para la Argentina, pero no así: desmesura + mentiras + engaños, etc. etc.
    Si el gobierno llevara adelante las iniciativas que aplaudís, contra viento y marea, pero sin provocar, los ánimos se calmarían un poco. Pienso en algunos funcionarios k que no tienen la vena hinchada mañana, tarde y noche.
    Por otro lado, con respecto a las críticas al botox, la cartera y demases, debo decir que a mí sí me molesta, no la cosa en sí, sino lo que significa. Me causa inquietud tener una presidenta tan rica. No me gusta, qué querés que te diga. Y más, cuando en la calle y en la vida sigo viendo familias enteras viviendo con dos mangos, sin casa, sin otro hogar que la calle. Sé que se está haciendo algo, pero ese algo es poco, no alcanza. Para mí es EL TEMA máss urgente. Entonces, basta de piña va piña viene. Que sea ése y no otro (meterle la tapa a la oposición) el objetivo para hoy. Si yo, que soy mujer, me siento mal cuando veo cómo vivo yo y cómo viven otros, no entiendo como la presidente tiene esos millones atrás. Como me dijo alguna vez un peronista k: “bueno, estrella, eso está en el adn del peronismo”. ¿Será? Evita era Evita, en otro momento histórico, con otro carisma; sus gestos se me hacían verdaderos, los de Cristina, no.
    De mis cuatro hijos, uno es militante de una agrupación de izquiera, y otra, de un movimiento peronista. Los dos se mantan laburando, dejan la vida en su militancia. Alguna veces discutimos fuerte, pero nunca, jamás, nos insultamos porque sabemos, damos por hecho, que hay buena voluntad y convicción del otro lado. Discutimos ideas, procedimientos, no intenciones.

    Pienso, por ejemplo, en el diputado por la Coalición, Toti Flores, hombre al que conozco mucho. Es una persona intachable en todo sentido, asi y todo, se liga insultos y chicanas porque está en la Coalición, como si fuera un cagador, cuando está muy pero muy lejos de serlo. Algún día tendremos que recuperar la confianza. Yo no dudo de que vos querés un país mejor. Yo también. Quizás pueds convencerme, pero si me chumbás, salgo corriendo.

    Peerdón por la largura, me entusiasmé.

  14. Estrella

    Hay muchos temas, voy a tratar de responder de a uno.

    Sobre la provocación y el estilo crispado, sin duda preferiría que el gobierno avance con las iniciativas que aplaudo, a la vez que tuviera un estilo más mesurado. Aunque no se si eso es posible, justamente por la naturaleza de esas iniciativas. En última instancia, prefiero iniciativas con crispación que lo contrario.

    Sobre la riqueza de nuestros gobernantes, la verdad es que tenés razón, es un problema. No solo en casos paradigmáticos como el de Piñera o Berlusconi, sino también algunos más modestos como los Kirchner. Debería existir algún tipo de incompatibilidad en eso.

    Sobre la pobreza, creo que el ingreso universal es la iniciativa más importante de los dos gobiernos K y es algo que los diferencia del resto de los gobiernos democráticos.

    Con respecto a Toti Flores, hace unos años tuvimos un intercambio sobre el tema en La lectora provisoria. Era antes de las elecciones del 2007 y mencionaste que era una persona honesta y que por eso votarías por Carrió, creo. Más allá de la honestidad de Flores, que no pongo en duda, no veo mucho para rescatar en la CC. Su lider propone bajar retenciones y tomar nueva deuda con el FMI para equilibrar las cuentas, apostando a la teoría del derrame que ya fracasó en los ´90. Se opuso al fin de la estafa legal de las AFJP que siempre había denunciado, criticó la ley de medios y el ingreso universal e incluso apoyó a Herrera de Noble en la causa que la enfrenta con las Abuelas.

    Carrió decreta con quien se habla y con quien no, define una línea amarilla que separa los buenos y los malos, en donde saca a Macaluse y coloca a Bullrich, vuela a Lo Vuolo y lo reemplaza por Prat Gay, saca a Raimundi y pone a Solá, hasta la próxima jugada magistral. Y siempre con la misma intolerancia que no toleras del gobierno.

    Insisto, no pongo en duda la integridad moral de Flores, pero no es un electrón libre sino que milita en una organización cuyas iniciativas poco tienen que ver con lo que, creo, son tus inquietudes.

    Saludos cordiales,
    r.

  15. R, para empezar celebro este diálogo que estamos teniendo. Creo que tanto vos como yo nos estamos comprendiendo, no somos enemigos, aunque pensemos distinto.

    Con respecto a Toti Flores, yo también me pregunto por qué está en la Coalición (yo no la voté a Lilita, justamente, porque no me gusta su discurso y porque no estoy con alguna de sus propuestas; lo voté a Sabatella); pero el decidió que desde ese lugar podría hacer cosas, que de hecho está haciendo, pero no sale en ningún lado.

    La historia de vida de Toti (obrero, primer piquetero, creador de MTD-Mov. de trabajadores desocupados) es la vida de un hombre que siempre puso el bienestar de su gente como prioridad y peleó, a su modo, por eso. Ir a al Cooperativa La Juanita es una experiencia que te reconcilia con el ser humano. Él rechazó los Planes Trabajar y se decidió, junto a un grupo de gente, a rescatar el valor del trabajo, que decidimante, devuelve la dignidad a las personas. Lograron maravillas en poco tiempo, y tuvieron siempre presente la idea de sumar y multiplicar, jamás restar. Y eso se le critica mucho: su alianza con Churba y con Maru Botana, y demás.

    Podés no estar de acuerdo con el camino que eligió, pero creo que no se debe dudar de su buena fe y de sus intenciones, como hacen otros blogueros k, que se ríen de él o se lo toman a la chacota. Es un hombre mucho más solidario que otros que andan por ahí con el dedo en alto.

    Ayer acompañé a mi hija a visitar a un pibe amigo de ella que está preso y abandonado en una comiaría porque se robé un desodorante y una máquina de afeitar en un supermercado. Tenía antecedente por disturbios o algo así. El chico es un pan de dios,pero tiene problemas serios con el alchol y , por supuesto, una familia desmembrada, como tantas otras de las que viven en los barrios marginales o en las villas. El chico había dejado el colegio, nadie se ocupó de él, quedó solo, boyando por las calles. Su madre tiene serios problemas de salud y ahí anda, con su vida a cuestas, como puede. El padre no entiende por qué su hijo agarró ese camino, si él lo quiso tanto… pero el chico se fue juntando con otros en la calle, donde crecen como yuyos en el campo.
    Bueno, para mí es esa la prioridad de este país, ocuparse de las familias, de los jóvenes, de los niños. Pero no, acá estamos peleándonos con Clarín, con Cobos, enredados en dimes y diretes mientras otros niños siguen naciendo sin ningúnn futuro posible.

    Claro que lo de la asignación por hijo ayuda, pero no alcanza, insisto. Tendría que haber una DECISIÓN del gobierno y de la oposición para apuntalar este gran problema que, por otro lado, es la causa del tan mencionado problema de la inseguridad.

    ¿Qué futuro tendrá este chico, que hoy está ahí tirado en una comisaria por un robo tonto? No hace falta que diga que otros, que han robado mucho más, andan de los más campantes, protegidos por aparatos varios.

    Termino: estoy con la Ley de Medios, estoy con el esclarecimiento de los hijos de Noble, y con otras cosas más. Pero dedicidamente no puedo apoyar a un gobierno que está diviendo a la sociedad, que provoca, que miente (porque lo hacen), que se llenan de plata como todos, que lejos de haber desbaratado el tema del clientelismo y las mafias, las ha acrecentado.

    No sé a quién votaré las próximas elecciones, cosa que me llena de tristeza…

    Saludos y gracias por el diálogo!

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s