MOMUSI, y sus fábulas del monte

Dio gusto asistir al espectáculo infantil que la gente del Movimiento de Música para Niños (MOMUSI) presentó en el Teatro 25 de Mayo de Villa Urquiza ayer domingo a las 11 de la mañana. En Fábulas del monte, el carpincho Silvina Gómez (voz, percusión y teclados), la yacaré María Eugenia Gómez (percusión y voces), el sapo Facundo Valdez (guitarras y coros) y una mariposita de nombre desconocido (voz en dos ocasiones) entonaron canciones litoraleñas y candomberas que cuentan historias de animales pertenecientes a la fauna del noreste argentino.

Con suerte, la propuesta habrá refrescado las cabezas de los pequeños asistentes (y porqué no, de los grandes también), probablemente bombardeadas por productos televisivos y cinematográficos made in USA, con una estética y mensajes similares. Por lo menos, este público porteño tuvo la oportunidad de descubrir el protagonismo que sapos, carpinchos, ñandúes y yacarés overo poseen en nuestra cultura autóctona (en especial oriunda del interior del país) y de escuchar sonidos, acordes, ritmos ajenos al pop anglosajón y adapataciones vernáculas de consumo masivo.

Por su parte los padres, tíos, padrinos que acompañaron a las criaturas y que décadas atrás escucharon algún disco de María Teresa Corral habrán reconocido su influencia en el trío conformado por Valdez y ¿las hermanas? Gómez. La observación tiene asidero: la célebre compositora, cantautora, educadora y productora discográfica argentina es co-fundadora de MOMUSI.

El único defecto de este recital no fue responsabilidad de sus hacedores sino de ciertos adultos incapaces de limitar la inconducta de sus niños (me refiero a chicos de 5 años empecinados en correr entre las butacas o en subir las escalinatas que conducen al escenario). Es una pena que estos tutores y/o encargados hayan desaprovechado una oportunidad tan pertinente para enseñar a escuchar, mirar, cantar, a compartir un lugar público (con otras personas interesadas en participar genuinamente del espectáculo) y a respetar/valorar el trabajo ajeno (en este caso, de los músicos). 

Quizás si las entradas a este tipo de propuestas no fueran gratuitas, si hubiera que pagar un monto simbólico (de $1 por ejemplo), se reduciría la cantidad de personas que confunden estos espacios culturales con simples guarderías.

En principio, Fábulas del monte volverá a presentarse -ya no en el Teatro 25 de Mayo- sino en el Anfiteatro de Mataderos y en la Biblioteca Nacional. Los interesados deberán estar atentos a la actualización de la agenda aquí publicada, y reservar lugares cuanto antes: ayer domingo quedó demostrado que, para bien (y un poco para mal), el carpincho, la yacaré, el sapo y la mariposita son dueños de un alto poder de convocatoria.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

3 respuestas a “MOMUSI, y sus fábulas del monte

  1. Quedé ante la descripción de tu relato con un complejo de imágenes que iban y venían en esa presentación de MOMUSI, y puesto en el asombro que produce un revoltijo de niños, sueltos, tal vez liberados de la contención de sus adultos.
    Quedé en el acomplejado shhhss!!! que nos caracteriza para llamar la atención de los chiquitines o en ese: por favor vení acá, mirá esto es para vos, mi vida …
    Alguno de ellos como bien explicas, un tantito de madre, padre, tío o abuelos, que apareciera en el instante justo, con un límite necesario para esa criatura y empiece a valorar las circunstancias del momento y aprenda a observar los detalles de esos instantes.
    Difícil mundo el de los chiquitines de todas las épocas. Hace años que solo hay para entretenerlos, videos de extrema hiperactividad y esto es para silenciarlos en sus hogares, luego en un evento como que el presenciaste, no hay tutora ni tutor que valga.
    ¿ Qué hacer entonces con los adultos ? ¿ Como explicarles a los adultos, el valor del silencio que reclaman los músicos ? Difícil .. quizás la palabra ” presencia ” nos remitiría muchas respuestas .

    Gracias María y muy bueno recordar a Teresa Corral y porque no recordar también a un escritor que nació en el Chaco y se llama Gustavo Roldán, y a títulos como ” El monte era una fiesta ” y otros tantos más de su autoría .
    María saludos cordiales para vos

  2. ¡Rodolfo! Qué gusto volver a leerte. 😀
    Coincido totalmente con tus apreciaciones y te agradezco la mención de Gustavo Roldán. Mientras redactaba este post, pensé en los Cuentos de la selva de Horacio Quiroga, libro que haríamos bien en leerles a nuestros chicos para desintoxicarlos de tanta producción en serie.
    Saludos cordiales para vos.

  3. Totalmente de acuerdo, En otras oportunidades en q asisti al ciclo, hubo una persona encargada de llamar la atencion a los chicos y sus adultos responsables.
    Yo tengo una nena de 4 y otra de casi 2 an~os y aunq resulta un tanto dificil, trato de educarla.
    Tambien se me ocurrio la idea de “pagar” una entrada o donar un alimento, a ver si la gente valora esta oportunidad de asistir a un muy buen espectaculo realmente. Felicitaciones por el ciclo MOMUSI!!! Gracias por la oportunidad de disfrutar de tan buena musica!

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s