Infierno (también) se dice Emfer

Más de un curioso distinguirá la placa de EmFer en algún vagón destinado a recorrer el ramal Suárez de TBA. Más de un internauta reconocerá el mismo logo en el sitio web de Emprendimientos Ferroviarios. Los más informados/memoriosos recordarán que esta proveedora argentina de productos y servicios para trenes pertenece al grupo Cometrans y opera en una planta (¿ex?) propiedad de la Dirección General de Fabricaciones Militares.

En cambio pocos usuarios saben que «enfer» significa «infierno» en francés, y que la palabra extranjera se pronuncia igual, con «n» o «m». Es una picardía que la coincidencia idiomática pase desapercibida para la mayoría de quienes padecemos el mal trato diario de un servicio más que ineficiente: diabólico.