Doctor, tóqueme por favor

“Doctor, tóqueme por favor” no es el título de una película porno, de una comedia protagonizada por Olmedo y Porcel ni de una producción erótica dirigida por Armando Bó (aunque la frase es digna de los personajes que encarnaba la Coca Sarli)… Créase o no, ésta es la expresión imperativa que pasa por mi mente cada vez que me asiste un médico a domicilio o de guardia cuando estoy enferma.

Que conste. La solicitud no se debe al delirio que puede causar la fiebre ni el síntoma de una calentura impulsiva y desubicada. Dios me libre y me guarde, tampoco se trata de la reacción patológica y desquiciada ante una situación de abuso como las denunciadas a fines de 2009

“Doctor, tóqueme por favor” es un llamado a la conciencia galena, un pedido de reconsideración de funciones y metodologías profesionales. Porque es muy poco tranquilizador esto de que nos diagnostiquen tal o cual cosa a distancia, mirando de reojo, rozando con la punta de los dedos para luego frotar las manos frenéticamente con alcohol como si fuéramos portadores de las siete plagas de Egipto.

La gente mayor siempre recuerda que los médicos de antes revisaban de pies a cabeza antes de pronunciar palabra. Es cierto que no contaban con la parafernalia tecnológica ahora capaz de detectar a partir de tomografías y resonancias entre tantas otras maravillas. Pero, como en otros ámbitos, los avances de este tipo aportan poco y nada (a veces diagnósticos errados) cuando quedan a cargo de monos con gillete.  

El profesional que vino a casa el miércoles pasado escuchó la descripción de mi estado, no me auscultó, apenas palpó mi estómago con ademán afectado. La pantomima duró menos de un minuto; luego vino la declaración lacónica: “gastroenteritis aguda”. Estuve a punto de contestarle: “¿está seguro, Doctor? Ante la duda, tóqueme por favor”.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

One thought on “Doctor, tóqueme por favor

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s