Tiembla la formación ciudadana

La importancia que, al menos en teoría, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le asigna (¿asignaba?) a la necesidad de recuperar la memoria histórica a partir de la educación pública todavía se encuentra a dos clics de la homepage del sitio oficial. Entre otras cosas, la página en cuestión menciona el objetivo de “fortalecer la enseñanza y defensa plena de los Derechos Humanos y los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes”.

En cambio, cuesta un poco dar con el programa de Educación Cívica para el nivel medio que aprobó el ex ministro Mariano Narodowski. Hasta ayer, quienes lo encontrábamos fantaseábamos con la supuesta aplicación de contenidos que buscan favorecer “el reconocimiento de los derechos humanos como núcleo de valores comunes de una sociedad plural” y “la reflexión sobre las desigualdades y la vulneración de derechos de grupos desfavorecidos”.

Todavía impresionada (asustada) por las barbaridades que el nuevo ministro de Educación de la Ciudad publicó (justamente ayer) en La Nación, la autora de este post no puede dejar de imaginar la aplicación de estas máximas en la currícula escolar porteña si el jefe de Gobierno Mauricio Macri sigue confirmando a Abel Posse en su flamante cargo. Por lo pronto, los objetivos pedagógicos arriba citados enseguida desaparecerían de un plumazo.

Al margen de cuántos porteños están de acuerdo con las férreas convicciones del recién designado (¿unos veinte mil tal vez?), lo preocupante es que, en su gran mayoría, el resto (2.980.000 según cálculos groseros) desconoce -o conoce muy poco- los programas educativos por ahora vigentes en las escuelas públicas de la ciudad. Difícilmente puedan comprender cuán nefasta será la formación de los futuros ciudadanos si efectivamente queda en manos de funcionarios tan trasnochados (¿retrógrados?) como este ex diplomático y escritor que -encima- carece de experiencia en Educación.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

5 thoughts on “Tiembla la formación ciudadana

  1. Una vez mas (una mancha mas al tigre no le hace nada), ponen el cartel adelante y por atras una suciedad (etica y moral)… Otra vez…
    Ya me canso sus falacias y mentiras de este gobierno (tanto el de la ciudad como el de la Nacion)

    Gracias por la info porque ni enterado… Como bien dijiste en el último párrafo, yo estoy dentro de los 2.980.000 que desconoce

    Excelente tu informe
    Salute!
    Nico

  2. Gracias por el elogio, Nico.

    ¿Sabés?… Me cuesta poner en la misma bolsa al staff de Macri y al Gobierno Nacional. En mi opinión, el pensamiento de Abel Posse es representativo de la derecha que tanto mal le hizo y sigue haciéndole al país, y que se encuentra agazapada detrás del discurso y la gestión PRO.

    Tal como el amigo Jorge comentó alguna vez, funcionarios, empresarios, autoridades religiosas, periodistas con esta mentalidad retrógrada y nefasta me obligan a elegir la vereda cristinista/kirchnerista que consideran “opuesta” o “enemiga” y en la que –lo aclaré mil veces– no me siento del todo cómoda.

  3. Que detestable tu última frase. ¿Elegir un gobierno corrupto e inepto porque en la vereda opuesta hay algo peor? Lamentable….

  4. Yo no pongo los dos a la misma bolsa, como tampoco existen esas 2 bolsas… Y porque tenes que estar en una “vereda” que no estas cómoda? Yo no estoy ni en la vereda del PRO y ni en la vereda del Gobierno Nacional.
    Acaso hay “2 veredas”? Sinceramente, no.
    Soy de los que piensan que no hay 2 opciones, sino al menos 3.
    Lo que si, ambos gobiernos tienen en comun de decir/prometer una cosa mientras por atras hacen otra… Y se demostro en estos ultimos tiempo, por eso mi comentario de las falacias y mentiras. Entonces en ese caso, estoy en otra vereda de la verdad y honestidad.

    Salute!
    Nico

  5. Youth, la frase que escribiste en tu comment no es mía; es tuya, producto de tu lectura indignada. Es igual de lamentable que no puedas entender mi razonamiento.

    Nico, los conceptos de “verdad” y “honestidad” son muy lindos, y todos queremos verlos aplicados en la práctica (algo que cuesta mucho en nuesto país, no sólo en el ejercicio político). Este post trata sobre la columna de opinión que Abel Posse escribió en La Nación. Discursos como el suyo reducen la realidad a dos veredas, y es en ese contexto donde me siento forzada a elegir una.
    Un seguidor de Espectadores como vos debería saber que, fuera de ese contexto discursivo, creo en una tercera alternativa.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s