Flor de errores

Post redactado por La Resistente
——————————————————

En su ocurrente e interesante artículo “De puta madre” (que Página/12 pubicó el jueves pasado), Noé Jitrik sostiene que “el uso es rey en materia de lenguaje”, y que “sería una tarea gigantesca registrar y dar cuenta de los usos que están preparando un ataque a la gramática”. Aún así, y a sabiendas de que “los que amamos la(s) lengua(s) seremos derrotados”, me permito colaborar con la lista de incorrecciones que enumera el crítico literario y que afectan no sólo a la mencionada gramática: a la semántica también.

Hecha la aclaración, señalo entonces que me irrita oír en boca de locutores, periodistas, políticos, universitarios varios ¡y hasta docentes! frases como:

  • Depende el tiempo que haga (qué manera de tragarse el “de”).
  • El chico que el padre trabaja en un taller (el “cuyo” desapareció de nuestro castellano rioplatense).
  • No sabía lo que pensar (¿en honor a Catita?).
  • Va a estar bueno Buenos Aires (barbarismo bien PRO).
  • La oposición pidió que Macri aclare lo sucedido (el subjuntivo imperfecto cayó en desuso).
  • ¿Cómo está el clima hoy? (¿no será el tiempo?).
  • Me compré un vestido divertido (¿que hace reír?).
  • Tendrá lugar la exhibición de cine bizarro (ay, la influencia del francés que desconoce la acepción española).
  • La novedad corrió de boca a boca (en realidad, corre “de boca a oreja” o “de boca en boca”).
  • Hay que consignar esto blanco sobre negro (en lugar de “negro sobre blanco”, en honor a la ubicación de las tipografías sobre el papel).
  • Presentaron una denuncia en la comisería (¿del “comiserio”?).
  • Hable más alto; no se escucha (¿estamos tan sordos que no “oímos”?).

Y siguen los atentados al bien hablar y por supuesto al bien pensar: el “sh’e igual” de Minguito impera. Qué lástima porque lastima…

Por suerte, también existen hallazgos populares que demuestran creatividad y no maltratan la lengua. Así lo prueba el uso del sustantivo “flor” con intención superlativa, para mal o para bien, como en “¡flor de corrupto!”, “¡flor de auto!” y en el recordado “¡flor de relos!” que acuñaron Les Luthiers.

3 respuestas a “Flor de errores

  1. Hola Resistente
    En general, adhiero a la idea de que “el uso es rey” . Simplemente trato de mantenerme dentro de un registro lingüístico adecuado , me divierten mucho algunas novedades( ¿derrotas?) del lenguaje y los errores en mis posts los corrige la excelente editora del blog.Solo los comentarios quedan a la intemprerie.

    Pero, es verdad que hay comunicadores pùblicos que tienen problemas con el castellano rioplatense, y ademas todos (hasta los permisivos) tenemos nuestra lista de lo que no toleramos.

    Yo no me banco algunos errores muy comunes como brasilero, lapso de tiempo, exhuberante (escrito con h).

    Veamos el caso de bizarro . Trato de no usarlo porque todavía irrita a los puristas, pero debemos reconocer que en su acepciòn derivada del frances (raro, extravagante, grotesco) sirve para comunicarnos, y si lo usáramos como dice el diccionario no se entendería. Al diccionario solo le queda registrar su uso.

    Muy interesante todo. Saludos.

  2. Gracias por su comentario, Jorge. Pero no comparto su sugerencia sobre “bizarro”. ¿Por qué no usar “raro”, “extravagante”, “grotesco” o “inhabitual”? Se prefiere un galicismo que no sólo desplaza los adjetivos que usted menciona sino que, además, cambia el significado de nuestro “bizarro”. Si no se entiende su verdadera acepción, es justamente porque se lo usa mal.

    Recuerdo en este momento una vieja canción escolar. Honrando a la bandera, dice: “que llena de orgullo y bizarría/a San Lorenzo se dirigió inmortal”. Hoy se entendería que la bandera está llena de extravagancia y rareza… Me pregunto si el empleo actual de “bizarro” no obedece a cierto snobismo (“tilinguería”, diría don Arturo Jauretche).

    Saludos cordiales.

  3. Sí, es una tilinguería, en tanto reemplaza una expresiòn que no necesitaba reemplazo.

    Mi punto es : Cuando un término se impone, cuando la comunidad lo usa, cualquier batalla por defender el uso anterior ( el correcto, se lo acepto) es una batalla perdida. Finalmente el diccionario termina aceptando el nuevo uso, y yo estoy de acuerdo. No me parece una claudicaciòn, sino un reconocimiento de que “el uso es rey”.

    Pero es solo mi opiniòn. Tampoco soy una voz autorizada en estos temas.

    Saludos

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s