Copiones

Después del gol non sancto que el crack Thierry Henry les metió el miércoles pasado a los irlandeses (en consecuencia descalificados del Mundial de Fútbol 2010), los franceses también hablan de la «mano de Dios«. La tapa de L’équipe (un símil de nuestro Olé) da cuenta del plagio.