Homosexualidad y desinformación según el (viejo) esquema de Jakobson

Primer paso. Repasemos la versión básica del famoso esquema que Roman Jakobson ideó para explicar los rudimentos de la comunicación verbal.

El esquema de Jakobson, simplificado

Segundo paso. Prestémosles especial atención a las siguientes declaraciones de un taxista en diálogo (o, mejor dicho, en monólogo) con una pasajera. Para más detalle, el intercambio de palabras tuvo lugar el martes pasado.

T: Está dura la calle con tanta marcha y piquete.
P: …
T: Ayer fue de lo peor, con estos chicos que quieren ser chicas y estas chicas que quieren ser chicos.
P: ¿Se refiere a la marcha de orgullo gay?
T: Esa misma.
P: Fue el sábado, no ayer.
T: Bueno, sí. ¿Viste? Ahí los varones pedían ser mujeres y las mujeres pedían ser varones.  
P: …
T: Además le reclamaban al Congreso la aprobación de una ley que les permita adoptar criaturas.
P: …
T: Sabías, ¿no?
P: No.
T: ¿No escuchás radio, vos?

Tercer paso. Completemos la versión básica del esquema de Jackobson.

Aplicación del diálogo del texista con una pasajera

Cuarto Paso. Detengámonos en el remate del diálogo/monólogo, y reformulemos al esquema jakobsoniano en su honor.

Interpretación del remate.

Pregunta (abierta). ¿En qué punto/instancia se desvirtúa la información que los medios de comunicación difundieron sobre los reclamos pronunciados en la marcha y contramarcha del orgullo y sobre el proyecto de ley a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo?