WordPress, tenemos un problema

La WordPress señalLos seguidores de Espectadores lo habrán notado. Desde el jueves 17, navegar el blog se ha transformado en un desafío que sólo los dueños de la paciencia más resistente pueden enfrentar (con éxito relativo).

Desde entonces, quien suscribe ha intercambiado varios mails con la gente de WordPress para que todo vuelva a la normalidad lo antes posible. Como suele suceder, los expertos se toman su tiempo.

No hay frase cinematográfica que valga: igual que la gente de Houston, quienes hospedan esta bitácora optan por el silencio mientras ¿se ocupan? de rescatarnos del vacío sideral. Por favor, sepan disculpar las molestias.