Apenas 37 días

Logo de Los Pibes de Cromagnon

(365 x 20)/194… Apenas 37 días de cárcel por cada joven muerto en República Cromañón. Ésta es la cifra más optimista (y reveladora de tamaña injusticia) que desde este blog podemos calcular.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

7 thoughts on “Apenas 37 días

  1. Me cuesta entender mucho la diferencia entre la responsabilidad del manager de Callejeros y el grupo en sí…. se ve que tocaban con los ojos vendados ajenos a todo, ajenos a lo que hacía el manager… con los ojos vendados… como nuestra justicia… no?

  2. Triste resultado, muy triste. Y por ahí escuché (no sé si es cierto) que algunos festejaron (!). Tengo conocidos que me contaban que era la banda de las bengalas, que los Callejeros (no su manager, ni Chabán) arengaban a eso en sus shows. Yo no digo que la banda tenga que pasar una eternidad en cana por eso (y no estoy muy enterado cual termina siendo su situación judicial) pero deberían, por lo menos, tener una pena de trabajo social o algo así. No se puede pasar por alto que era su manager y su show.

  3. Spectatrice: yo había leído ese mismo artículo de Wainfeld y me pareció razonable. Sospecho que vos no estás de acuerdo, aunque no sé por qué, ya que tu post es bastante escueto. Por el título que elegiste, intuí que tu opinión era contraria a la de Wainfeld cuando dice “ecuación falaz: la cantidad de víctimas presupone la de sanciones”. La verdad, no puedo decir más que esto porque no estoy seguro de cuál es punto, y tampoco entiendo nada de leyes, ni leí el fallo.

  4. Entiendo los argumentos de Wainfeld, Aberel, pero estoy un poco cansada de conformarme con ejercicios analíticos que apuntan básicamente a dos cuestiones: por un lado, a demostrar que el problema no está en la aplicación de la sanción sino en el tipo de sanción estipulada por Ley (desde esta perspectiva, la decisión de los jueces sería acertada; en todo caso deberíamos cuestionar los considerando de una legislación poco rigurosa/severa) y, por otro lado, a contextualizar el fallo del tribunal desde una mirada histórica y social que señala cierto “avance” de la justicia argentina.

    En casos como el de Cromañón, una cuestión de sensibilidad o empatía me impide el análisis frío y en cambio me pone automáticamente del lado de las víctimas, en esta ocasión, de los familiares de los muertos. Si un hijo/hermano/sobrino mío muriera en circunstancias como las de aquel diciembre de 2004, un fallo como el del miércoles pasado me resultaría no sólo injusto, sino indignante y humillante. Probablemente haría un cálculo como el de este post, y un resultado similar me provocaría la misma bronca y el mismo dolor.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s