¿Qué te pasa, Clarín?

Post escrito por Adivinador del Pasado y La Spectatrice.
————————————————–

El blog Qué Te Pasa Clarín (o QTPC) era un espacio de debate muy serio sobre las estrategias de comunicación del grupo mediático más importante del país. Durante meses el sitio orientado entre otros por el periodista Claudio Díaz, que Clarín despidió el año pasado por sus críticas al periódico, expuso una mirada sobre lo que -en opinión de muchos de nosotros- representa las mentiras y maniobras oscuras del multimedios.

Header del blog, antes de enfrentar las acciones legales de Clarín

En respuesta a ese ejercicio de opinión realizado desde un pequeño blog, el autoproclamado «gran diario argentino» olvidó sus reclamos por la libertad de prensa, puso en marcha su ejército de abogados (con mucho trabajo en otros casos) y logró sacar de la red a quienes osaban cuestionar los alardes de independencia, objetividad y ecuanimidad.

Decididamente, se trata de un brutal episodio de censura que sólo fue denunciado en decenas de blogs y en los pocos medios alejados del gigante propiedad de Ernestina de Noble y administrado por Héctor Magnetto.

Por favor hacer clic para seguir leyendo el aviso de QTPC

Seguramente los periodistas de QTPC encontrarán formas de saltar el cerco, pero mientras tanto en Espectadores entendemos que es un deber declarar nuestra solidaridad con los compañeros cuya voz pretenden silenciar.

Al gran diario argentino, salud (actualización de las 17hs)
El buscador de noticias de Google registra la nota que Crítica Digital le dedicó a la censura ejercida contra QTPC. Curiosamente, el link oportunamente asignado ( http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=27657 ) reenvía a otra página de la versión web de Crítica de la Argentina, y por lo tanto impide el acceso al contenido en cuestión.

¿(Auto)censura en Crítica de la Argentina?

Ante tamaña constatación, cabe preguntarse si en este caso el principio corporativista pesa más que la enemistad proclamada, y luego hasta qué punto la sacrosanta opinión pública se encuentra condenada a cantar ¡siempre! «al gran diario argentino, salud».

————————————————-
PD. Aquí, la carta pública que redactó Claudio Díaz.