Un mundo perfecto

Reseña redactada por Ana.
————————————-

Con Roberto PettinatoRoberto Pettinato volvió al horario que lo hizo famoso en la televisión argentina: la medianoche. Un mundo perfecto es un «late night show», formato que en los Estados Unidos se hizo conocido de la mano de Conan O’Brien, Jon Stewart o David Letterman. Ahora el ex Sumo vuelve a la carga luego de su experiencia en 1997 con Duro de acostar, donde intentó conquistar esa franja horaria sin mucho éxito.

GP Media produce este show de humor y actualidad con invitados y una banda que toca en vivo. El monólogo inicial y la entrevista a la figura más importante de la noche son los puntos fuertes del programa. Pero pese a esto el encuentro entre conductor e invitado no llega a lograrse completamente debido al escaso tiempo disponible. 

Para deleite de los seguidores, vuelven a aparecer secciones clásicas de ciclos anteriores de Pettinato, como el “Top five” o “El gato de Verdaguer”. El cierre musical en vivo es otro acierto, ya que los músicos convocados suelen participar luciéndose con sus instrumentos o cantando sus propios temas.

En ocasiones, las intervenciones de los “reidores” que celebran los gags pueden resultar molestas, al igual que la manera en que el invitado es recibido (aunque responde a cuestiones escenográficas, tanta desprolijidad podría evitarse). Sin embargo, y en definitiva, esta apuesta de America 2 es un efectivo show nocturno: entretenimiento para ver antes de dormir.