Milk

MilkSin dudas, Milk pertenece a la categoría que la autora de este post da en llamar “cine pedagógico”, es decir, a ese grupo de películas (documentales o de ficción) que reconstruyen o recrean lo sucedido en determinados lugar y época, y a determinado(s) protagonista(s). Por suerte, el director Gus Van Sant evita dos de los grandes riesgos que corre este tipo de producciones: por un lado, confundir “relato histórico” con “mera sucesión cronológica” y, por el otro, confundir “dramatización” con “dramatismo”.

Esto no significa que el film pronto a desembarcar en Buenos Aires carezca de rigurosidad narrativa. Al contrario, da la sensación de que Dustin Lance Black se inspiró en cierto material de archivo con la intención de reforzar un guión poco abierto a interpretaciones excesivamente subjetivas.

Tampoco puede decirse que los responsables de este largometraje carezcan de sensibilidad. Al menos ésta es la principal virtud de Sean Penn, que encarna el rol protagónico y que también se luce por su condición camaleónica (impresiona su parecido con el verdadero Harvey Milk) y por su compromiso social (cabe destacar que aquí nos asomamos a la carrera política de un dirigente gay en la San Francisco de los años ’70).

El elogio es válido para los menos experimentados James Franco y Emile Hirsch, que ya supo lucirse en Héroes imaginarios y en Into the wild (vaya casualidad cinematográfica, drama dirigido por el mismo Penn).

Cuesta mirar Milk fuera del contexto de su estreno. Es decir, sin tener presente la trayectoria de Barack Obama antes de llegar a la Presidencia de los Estados Unidos, sin recordar la vigencia de grupos fundamentalistas que combaten el menor síntoma de diversidad, sin pensar en la polémica desatada alrededor de la Proposición 8 (sucesora de la Proposición 6 que se discute en el film).

Quizás esta asociación implícita con nuestra actualidad sea el aspecto más interesante del cine pedagógico y, quizás, el motivo por el cual personalidades como Van Sant y Penn elijan sumarse a un proyecto de este tipo. Al margen de posibles especulaciones, una cosa es segura: este film vale por su condición de ventana imaginaria que nos permite asomarnos a una sociedad, a una personalidad, a una lucha, a retazos de un pasado reciente.

La experiencia desasnará a muchos, sensiblizará a unos cuantos y, sin dudas, trascenderá el interés y/o la valoración exclusivamente cinematográficos*.

——————————————————————
* Los admiradores de Gus Van Sant tal vez coincidan con este post en que que Milk no es su mejor trabajo: en un Top 3 imaginario, ocuparía un cuarto lugar después de 1) Todo por un sueño (imbatible, a mi juicio), 2) Elephant, y 3) Mi mundo privado. Aún así, resulta más interesante que la taquillera En busca del destino, más conocida por su título original: Good Will Hunting.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

8 respuestas a “Milk

  1. Todo lo que voy a decir es que Sean Penn debe seguir actuando y no volver a dirigir jamás: odié Into the Wild!!! Ni la banda sonora de Eddie Vedder la salva.

  2. Coincido con Natalia: “Into the wild” no me gustó para nada.
    Spectatrice, ¿sabés cuándo se estrena “Milk”?
    Se extrañaban tus posts. Qué bueno leerte nuevamente.
    Saludos.

  3. Me tienta esta película, mucho…cuando la vea vuelvo.
    Y en cuanto al top 3 de Gus Van Sant coincido en que no hizo ninguna como To die for! Es genial y creo que logró una de las mejores actuaciones de Nicole (I love botox) Kidman.
    Debería volver a ver My own private Idaho, la vi cuando era muy chica sólo porque estába River Phoenix y no creo haberla entendido bien y a decir verdad, no la recuerdo!
    Elephant también me gustó y pese a que Good Will Hunting y Finding Forrester son mucho más comerciales que el resto de su producción, comparten (aunque suene extraña mi apreciación) los mismos colores, en cuanto a imagen, y me gusto eso. Se entiende??

  4. Tuve la oportunidad de echarle una mirada a “Milk” y es conmovedora la actuación de Sean Penn, demuestra una gran sensibilidad y compromiso.
    Ya estabamos extrañando tus posts Spectatrice!!!!
    Saludos y felicitaciones porque el blog continúa con la misma calidad característica!

  5. Mis únicas quejas de la cinta: le falta más música de los años 70 y el pobre desarrollo con que dejaron al personaje de Diego Luna.

  6. No vi Finding Forrester, Ana. De ahí que el Top 3 del post la haya pasado por alto. Tengo entendido que, a pesar de su perfil comercial, es la película menos lograda de Van Sant.
    Se entiende muy bien lo que comentás sobre cierto criterio en común que distingue a las imágenes de los títulos comentados. Veremos qué te parece este último.

    Gracias por los elogios, Daniela. Yo también extrañaba escribir.
    Volviendo a las apreciaciones sobre Milk, coincido con vos en subrayar la muy buena actuación de Sean Penn.

    La banda sonora no me molestó particularmente, Chris. Sí, en cambio, estoy de acuerdo con lo que decís sobre el personaje interpretado por Luna. Por otra parte, también tengo algunos reparos en cuanto a la extensión del film; creo que por momentos al guión de Black le falta capacidad de síntesis.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s