Elton John en Boca

Reseña redactada por Ana.
————————————-

Foto de Santiago Filipuzzi. Revista Rolling StoneElton John y James Blunt fueron los primeros artistas internacionales en tocar en Buenos Aires este año, dando un concierto en el estadio del club Boca Jrs. Pasaron diez días desde entonces, y sin embargo las impresiones parecen perdurar en el tiempo.

El jueves 23 de enero, todavía con sol y mucho calor, Blunt inició su participación a las 21. Tocó bien, no desafinó y se lo notaba contento. El público lo acompañó entonando su tema insignia «You’re beautiful», y el joven cantautor inglés intentó conquistarlo internándose en la muchedumbre del campo VIP para luego reaparecer en el escenario y tocar sus últimas canciones.

Pese a todo esto, su música me resultó aburrida, con tintes depresivos y letras previsibles. No es difícil de entender que esperaba el plato fuerte de la noche.

Pasadas las 22.30, el rocket man abrió su show con una introducción musical. Luego le llegó el turno a Love lies bleeding», tema poco conocido por la audiencia e incapaz de generar el estallido que yo hubiera esperado.

Apenas articulado el saludo inicial, se hizo evidente el problema vocal (¿sería disfonía?), pero los 40 años arriba del escenario, el apoyo de su banda y las casi dos horas y media de concierto dejaron al público satisfecho.

Conmovió la manera en que John se comprometió y se fundió en el piano. Sus dedos corrían rápido por las teclas, y hacían sonar las melodías fabulosas que forman parte de sus mejores canciones.

En éste (mi primer) recital en Boca, el sonido me pareció bueno (solucionaron con rapidez problemas de micrófono, a segundos de iniciado el show), pero la organización del espectáculo y el diagrama de las ubicaciones no fueron de lo más simpáticos. Por ejemplo, podrían haberse evitado las sillas del sector VIP (cuyos asistentes promediaban los 35 años de edad) y ampliar el campo, con divisiones establecidas de acuerdo a los precios abonados.

El estadio estaba completo en dos tercios de su capacidad (según diversos artículos periodísticos, la cifra oficial fue de 25.000 espectadores). Cuando se prendían las luces, se hacían visibles los espacios desocupados.

Al igual que otros artistas de larga trayectoria que no se encuentran en el pináculo de su carrera, Elton John debería presentarse en estadios cerrados y tal vez de menor capacidad. Por ejemplo, en el Luna Park.

Este Sir inglés tocó muchos de sus temas ya clásicos, y el público lo acompañó cantando temas más recientes como «Circle of life» y «Your song». Lamentablemente, hubo dos canciones que dejó afuera y que me hubiera gustado escuchar en vivo: «The one» y, en especial, «Made in England».

Cuando comenté esto con amigos, varios me dijeron que estuvo bien en no hacerlo porque podrían haberlo abucheado. Pensé cuál sería la razón más allá de relacionar directamente el tema con el conflicto bélico por las islas Malvinas.

Es decir, no se trata de una canción sobre esa guerra, ni desprestigia al pueblo argentino. Simplemente John es inglés, escribió una canción dando cuenta de su nacionalidad y fue uno de sus mayores éxitos durante los años noventa, ¡incluso en Argentina!  Pero parece que el cantante y su equipo pensaron lo mismo que mis conocidos.