¿Cuatro de cada diez chicos con Internet?

Por Jorge Gómez
—————————-

El pasado lunes 19 Clarín publicó un artículo titulado “Cuatro de cada diez chicos tienen Internet en su cuarto”. Como este diario marca la agenda de casi todos los medios de Buenos Aires, la nota fue largamente comentada durante el día en los programas de radio y TV, y en portales online donde diversos comentaristas nos explicaron los nuevos hábitos de nuestros niños.

En realidad, la noticia no es armónica con una sociedad donde –según este trabajo de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA)– el 40,6% de los menores de 18 años es pobre y el 14% es indigente. La mayoría de estos chicos vive en situación de insuficiencia habitacional: cerca de 1,2 millones (el 19,4%) habitan viviendas ubicadas en zonas inundables y otro millón (el 16%) carece de agua corriente, dice el informe entre otras cosas.

La verdad es que la afirmación con la que Clarín tituló la nota en cuestión es falsa; no es verdadera. Se trata de una mentira.

Estos chicos no tienen PC

En el segundo párrafo (lejos del título y el copete, que suele ser todo lo que se lee) la redactora aclara el origen de esta información: «lo arroja un estudio realizado por Cartoon Network, que buceó en los hábitos de los niños argentinos de entre 6 y 15 años de los segmento ABC1 y 2″.

El público que conforma los segmentos ABC1 y 2 es el de mayor poder adquisitivo. En sus casas suele haber varias computadoras, y no es sorprendente que los niños tengan una en sus cuartos. Ignoramos la metodología que usó el canal de televisión para «bucear» entre su público pero, sin ese título tan mentiroso, la noticia no sería importante.

El error es peligroso, porque tiende a excluir definitivamente a un grupo mayoritario de la sociedad, y a suponer que nuestro conflicto es «el tiempo que lo niños pasan frente a la compu» y no la desnutrición infantil, por ejemplo.

Sin necesidad de inventar teorías conspirativas, podríamos preguntarnos porqué nuestros periodistas caen con tanto entusiasmo en estas faltas.