Universal remote

Universal remoteLa (falta de) información publicada por IMDb sugiere que Universal remote no fue estrenada oficialmente en los Estados Unidos, y que tampoco tiene asignado un cronograma para su distribución internacional. En cambio, este sitio promete que la película escrita y dirigida por Gary Hardwick llegará a la cartelera española en el transcurso de 2009. A lo mejor, quién sabe, éste sea el único desembarco concedido por el globalizado -y en este caso, sabio- circuito comercial.

¿Habrá quien celebre la supuesta incorrección política de este largometraje filmado en 2007? ¿Habrá quien descubra en esta fallida sátira política y social la prueba de que los norteamericanos también pueden ser corrosivos, implacables, insolentes? ¿Habrá quien encuentre gracioso/ocurrente el compilado de gags limitados a recrear chistes malos, groseros, previsibles? 

Parece que sí. Al menos eso se desprende de las decenas de páginas web que permiten bajar este título sin problemas, y que sin dudas apelan al inconsciente cinematográfico de quienes aplaudieron otra comedia especializada en controles remotos mágicos.

Universal remote tiene momentos malos y otros peores. El sketch que reproduce un concurso de preguntas y respuestas sobre discriminación y racismo y aquél que parodia la publicidad de un medicamento anti-cancerígeno son los ejemplos más flagrantes.

A lo sumo, los espectadores más voluntariosos, o los menos exigentes, podrán consolarse con dos descubrimientos. El primero, el rap de los hombres blancos (nadie negará que la rima es pegadiza); el segundo, la constatación de que el hermano de Eddie Murphy (Charles Murphy) también actúa.

Nada más salva a esta película de la mediocridad y el mal gusto. La pregunta clave es… ¿Quién salvará a España de semejante estreno?