Recuerdos de 2008

A doce dias de 2009Faltan doce días para que termine 2008, y sin embargo ya sentimos el sabor a final. Por eso, y porque las Fiestas acortarán las próximas dos semanas, Espectadores adelanta el balance de rigor que publica a fines de diciembre y que les dedicó oportunamente a 2006 y 2007. A continuación, las observaciones principales.

En pantalla grande
Este año quien suscribe pudo publicar reseñas de películas que todavía no llegaron a Buenos Aires. Entre ellas, vale la pena destacar The visitor y Boy A. Ojalá desembarquen en la cartelera porteña lo antes posible.

En cuanto a los films que sí pasaron por nuestras salas, habrá que quitarse el sombrero ante el cine nacional. Por lo pronto, La rabia, Leonera y La León bien merecen encabezar una lista de estrenos favoritos. Recién después podemos citar a las cuatro mejores producciones extranjeras: El secreto del bosque, Naturaleza muertaPersépolis, Sin lugar para los débiles y Petróleo sangriento.

El arte de alquilar 
Curiosidad digna de los videoclubs, los largometrajes alquilados en 2008 no saben de medias tintas. Por eso, esta parte del balance se divide en dos categorías: «Muy recomendables» y «Para nada recomendables».

En la primera figuran Mi hijo, Bucarest 12:08, El destino no tiene favoritos, U-Carmen e-Khayelitsha, JewboyLa tourneuse de pages, Lo que el agua se llevó, El inadaptado, Upa!, La manzana. De la segunda forman parte las irritantes Otros días vendrán, Reinas, Hostel, El novio de mi madre, The ten, Mr. Brooks, La desconocida, Yo soy sola y Licencia para casarse.

Una caja no tan boba
Créase o no, este año la televisión local hizo gala de unos cuantos aciertos. Entre las producciones nacionales, cabe destacar a Peter Capusotto y sus videosTodos contra juan, Los exitosos Pells y, mención al pasar, en el rubro publicitario, resulta imposible no nombrar el corto de Vincha corbata.

Entre las producciones internacionales, In treatment se lleva todos los premios. Le siguen When the levees broke: a requiem in four acts, documental del talentoso Spike Lee, Little Britain y Terminator: the Sarah Connor chronicles.

En vivo y en directo
Qué lástima. Una quisiera escribir que el recital de Madonna fue el show del año y sin embargo no puede. Por eso, conviene repasar las demás espectáculos reseñados en 2008: la muy lograda adaptación de Mujeres sabias, la cuestionable Carmina Burana según Urlezaga, el impresionante ritmo de Mayumana, la conmovedora obra de teatro Solas, el enternecedor mini recital de los Opus Cuatro, con los chicos y la exposición Da Vinci, el genio.

Pensándolo mejor el espectáculo del año fue Lutherapia. De lejos…  

Escasez de libros
¡Mea culpa! La sección Literatura fue la menos favorecida en 2008.
Por eso sólo podemos comentar cinco títulos: la versión toba de El principito, Los juegos de Mastropiero (otro reconocimiento para Les Luthiers), El periodista y el asesino, La invención de la soledad y el ensayo Googléame.

Popurrí antológico
Como dice la canción fiestera, éste fue un año «movidito, movidito» en más de un sentido. Quizás por eso el apartado Visto y Oído puede dividirse en -por lo menos- cuatro subsecciones. A saber…

* Subsección política. Empezó con una crítica al Gobierno Nacional y terminó con una serie de ponencias anti- ruralistas (para recordarlas, basta con repasar el llamado «cristinismo por un rato«, el desafío multiple-choice, las intervenciones exasperantes de un vecino anti-K, los rumores sobre un inexistente fondo patriótico, las reflexiones sobre la negritud, ciertas anécdotas de adolescencia y la inquietud sobre una improbable pacificación).
Ojo. También hay palos para el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

* Subsección internacional. Sirvió para comentar el caos desatado alrededor de los Juegos Olímpicos en China, la liberación de Ingrid Betancourt y la elección de Barack Obama como Presidente de los Estados Unidos.

* Subsección mediática. Los medios gráficos, sobre todo, tuvieron su indiscutible protagonismo. Pienso en la aparición de Crítica de la Argentina, de Miradas al Sur, del suplemento Soy de Página/12, en el colmo de Perfil, en el homenaje de La Voz del Interior a José de Zer. Recordemos además el dilema entre ecuanimidad y honestidad, la palpable -a veces flagrante, a veces histórica, siempre indignante- indiferencia mediática, la gracia futurológica, cierta cuestionable hermandad periodística, y la partida de Bernie.

Que conste. Espectadores siempre se reserva un espacio para la autocrítica. De ahí la revelación/confesión de sus grandísimas metidas de pata y la publicación de una consecuente fe de erratas.

* Subsección discográfica. Lo prueban las reseñas hechas a Home de Benjamin Biolay y Chiara Mastroianni, y a Flavors of entanglement de Alanis Morissette.

Antes de terminar…
… otra rápida acotación autorreferencial para este emprendimiento que supo ganarse un lugar en La gran guía de los blogs 2008 y que, aún así, a mediados de año abandonó la exigencia de actualización diaria. La baja en la frecuencia de publicación hizo que la cantidad de visitantes se redujera a la mitad (ay, la tiranía de la blogósfera) pero, por suerte, en ningún momento provocó la partida de los lectores más fieles.

De ahí el agradecimiento a quienes suelen darse una vuelta por estas páginas y dejan sus comentarios, siempre enriquecedores. Por eso va un saludo especial a los casi omnipresentes Pati y José, Ceci y Helge, Ana, Daniela, La Bonaerense, Silvia, Mariana, Vanina, Elisa, Adenoz, JuanAdivinador, Chris, Nico, Rodolfo Librero, Andrés, Martincho, Ariel, Ariel, Rinconete y Demm.   

Feliz fin de 2008 y próspero 2009 para todos. 😉