Mi mejor amigo

Mi mejor amigoEn 2006 Daniel Auteuil y Dany Boon trabajan juntos en las comedias Mi otro yo y Mi mejor amigo. Mientras en la primera película encarnan a dos personajes secundarios que apenas se cruzan, en la segunda comparten protagonismo. Entre una y otra, ambos demuestran que ningún papel les queda chico ni grande y que, juntos, convencen tanto como por separado.

Parafraseando a nuestro ex Presidente Carlos Menem (toquemos madera por las dudas), el largometraje de Patrice Leconte gira en torno a la «tristeza de un hombre rico» incapaz de tener un solo amigo. El desafío que debe enfrentar el introvertido François Coste consiste justamente en conseguir uno o al menos simularlo.

La fórmula es previsible no sólo porque, tratándose de una comedia, promete (y cumple con) el final feliz. También porque recurre al truco del contraste socio-económico para deslizar mensajes sobre la relación entre felicidad/ afecto/fidelidad y dinero/renombre/poder, y sobre la importancia de los sentimientos más allá de cualquier privilegio material.

Por suerte, el guión escrito por Leconte y Jérôme Tonnerre evita los estereotipos esperables en una historia que apuesta a la (en principio improbable) amistad entre un anticuario y un peón de taxi. Por su parte, Auteuil y Boon les dan carnadura a sus criaturas, lo cual nos evita el hastío que causan los personajes convertidos en maquietas.

Por razones obvias, Mi mejor amigo es un título recomendable para quienes festejan cada 20 de julio. Los amantes de las comedias francesas también harán bien en alquilarlo, aunque sea para comprobar la química entre dos actores capaces de lucirse juntos y por separado.