Quémese después de leerse

Burn after readingQuienes consideren que Fargo es la mejor comedia negra de los hermanos Coen encontrarán que Quémese después de leerse no iguala -mucho menos supera- a aquella película filmada hace doce años. Dicho esto, el último trabajo de Ethan y Joel tiene dos aciertos: por un lado, un guión lo suficientemente original como para que la crónica de otro desmadre absurdo y enredado vuelva a sorprendernos; por el otro, buenas actuaciones capaces de expresar la visión cínica de la dupla cinematográfica.

Atrás queda el recuerdo de la sombría Sin lugar para los débiles. Da la sensación de que, después de haber adaptado un texto ajeno (escrito por Cormac McCarthy), los Coen decidieron apostar nuevamente a la elaboración propia para así retomar la crítica a ciertas taras de nuestra sociedad: la impronta mediática, el culto a la apariencia, la obsesión por el dinero, la precariedad de las relaciones interpersonales, la exacerbación de la violencia.

“La inteligencia es relativa”, reza el slogan del largometraje. Sin dudas, la frase sintetiza la moraleja de una fábula que le otorga mayor astucia a la empleada de un gimnasio que a funcionarios de la CIA (y de una embajada rusa). También anticipa la intención de retratar a la idiotez humana.

Como hicieron con Tom Hanks en El quinteto de la muerte y con George Clooney en ¿Dónde estás hermano?, aquí también los Coen convocan a estrellas hollywoodenses (a Clooney otra vez y a Brad Pitt) para sacarles el jugo que la industria ignora, descuida o desprecia. La experiencia resulta interesante, aún para los detractores de carilindos que les niegan toda posibilidad de redención, y graciosa para quienes creemos en el sentido del humor de los galanes subestimados.

En el elenco también se destacan John Malkovich, Tilda Swinton y la musa inspiradora Frances McDormand. Sin dudas, el protagonismo le sienta muy bien a la actriz norteamericana, en parte por su talento innato, y en parte porque su Linda Litzke evoca la obstinación de la querible mujer policía que ella misma encarnó en la citada Fargo.

En general, la crítica especializada le dio una bienvenida tibia a Quémese después de leerse cuando se estrenó en Buenos Aires hace algunas semanas. La reacción es entendible si pensamos en la trayectoria de los hermanos cineastas y recordamos títulos superiores como los ya mencionados además de Barton Fink y El hombre que nunca estuvo, pero poco justa cuando analizamos la película al margen de sus antecesoras, y sin dudas ubicada muy por encima de la calidad promedio de las comedias made in USA.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

21 thoughts on “Quémese después de leerse

  1. Es una película no convencional que nos hace reír con un humor autocrítico y cínico. Sin dudas vale la pena verla! Los actores estan geniales, Clooney y Pitt dejan de lado su papel habitual de galanes carilindos (bien por ellos…). Indagaré acerca de las otras películas de los hermanos Coen. Gracias Spectatrice.

  2. La vi. Es bastante aburrida, previsible, ingenua. Es cierto que la crìtica no se animò a destrozarla como lo hubiera hecho si se tratara de una pelìcula argentina, por ejemplo.

    No voy mucho al cine, pero el desagrado por haber visto un producto tan …”fallido” , se equilibra porque ahora puedo participar comentando en esta pàgina, tan prestigiosa.

    Saludos, Spectatrice.

  3. Adivinador… cómo te pudo haber parecido aburrida? Te pareció previsible cuando Clooney lo sorprende a Brad Pitt en el armario????
    Ufff! Cuán diferente puede ser la impresión según los ojos…

  4. Qué bueno que tengas ganas de ver otras películas de los Coen, Daniela. Te recomiendo especialmente Fargo (de lejos, mi favorita), Sin lugar para los débiles y El hombre que nunca estuvo. Sería interesante saber qué te parece Quémese antes de leerse cuando tengas oportunidad de compararla con sus antecesoras.

    ¡Adivinador! ¡Cuánto te desagradó (¿enojó?) la película! Tu comentario coincide con la de un compañero de trabajo que, como vos, la encontró aburrida. ¿Será que yo también peco de indulgencia dada mi debilidad por los hermanitos cineastas? 😳

    Un saludo a ambos.

  5. No llegue a ver esta peli, por ahi la voy a ver, no lo se, porque veo lo que hay en cartelera y dan ganas de ir a alquilar algunas “viejas” (el finde me vi “petroleo sangriento” que me habia quedado pendiente). Pero en esta pelicula, escucho las 2 opiniones (como paso con Daniela y adivinador)…
    Pasa que para mi, la mejor lejos, coincido con spectatrice, es Fargo (y espero que no sea la unica “la mejor lejos” de los hermanos Coen). En una de esas la vaya a ver “gratis” por una promo, por ahi si voy a verla 😉
    Salute!

  6. La verdad, admito que jamás vi Fargo.
    Lejos, mi favorita de los Coen es The Big Lebowski.
    Pero esta me encantó!! Suelen gustarme las propuestas que hacen e incluso me pareció impecable Sin lugar para los débiles, pese a no haber sido escrita originalmente por ellos.
    Fue fresca, divertida, Frnaces McDormand es una excelente actriz. Y hasta me divirtió Brad Pitt, que suele repetirse en sus roles.

  7. La peli me pareció pesada y larguita. Días atrás había visto “Sin lugar…” y no me cambió el bocho. Pero con”Fargo” me alcanza y sobra.

    Bien, uno tira conceptos absolutos y se va lo más pancho, sin nada de análisis. No señor, hay que aclarar los tantos.
    “Quémese…” es previsible para quien consume material de los Coen. ¿Acaso cuando se lo mata al Brad no trae a la memoria cuando, en “Fargo”, Buscemi se tirotea con el suegro del protagonista? ¿O la escena de “Pulp fiction” del Brús matando a Travolta? O sea, se veía venir. Igual me gustó como estuvo realizada.
    Lo que más rescato es el parlamento de Malcovich diciéndole al encargado del Gym que es uno de los tantos idiotas a los que combatió toda su vida. Claro, se olvida de aclarar que él (Malcovich) es el idiota mayor.
    Es loable el esfuerzo del Yorcluni para hacer diferentes mohines y tics, cosa de que el espectador se olvide de sus papeles pedorros en pelis del mismo tenor (Ok, “Dónde estás, hermano?” cuenta como excepción).
    Lo de Brad, bueno, que se yo, un papel fácil, hasta Mariano Martínez lo haría bien (eso si desprocesan al padre, sino no, por la angustia).
    Quiero destacar a la ganadora del Oscar, Tilda Swinton. Qué economía de gestos! Qué bien resuelto su personaje!
    Y Frances…se devora a la película. Piolas los hermanitos, así es jugar con el macho de espadas.
    Paranoicos, psicóticos, idiotas, obsesivos… Hubieran elegido un solo rubro y capaz que me gustaba más.
    Ah, una sugerencia a los Coen (que sé que leen este blog): Basta de contar las escenas en lugar de mostrarlas!! Para eso me compro un libro, che.
    Sevemo.

  8. Hola spectarice
    Quémese antes de leerse me gustó (como Fargo, como la grandiosa The Big Lebowski o Simplemente sangre). Me pareció que esta vez los hermanos Coen se habían escapado un poco del Manual de Entomología Humana que les encanta desarrollar y que había algo más de ternura en su mirada. Pero lamentablemente no logré hasta ahora convencer a nadie con mi teoría…

  9. Adenoz, sin intención de ofender…pero Pulp Fiction no es de los Coen…es de Tarantino. O trajo a colación esa escena en la fundamentación por ser poco previsible??
    Saludos!

  10. Siiiiiiiiiiiiiiiiii, Anita!! A colación, a colación.
    Se ha hecho Ud acreedora a una copia trucha de “Tiempos violentos” en VHS!!!
    Si los Coen no explican, yo tampoco, qué tanto.

  11. ok…entendí el punto…
    pero por favor! por lo menos quiero ganar una copia trucha en dvd…que en video la tengo y original!!!!!!
    un vejestorio!! pero la atesoro con tantas otras…

  12. Nico, a lo mejor te pica el bichito de la curiosidad después de leer las opiniones (a veces encontradas) de los demás comentaristas. 😉

    Ana, te cuento que no vi El gran Lebowski. Es mi gran deuda pendiente, relacionada con los hermanos Coen. La dan cada tanto en la tele. Tengo que engancharla algún día.

    Agente Adenoz, creo que Quémese… tiene varios puntos en común con Fargo. La escena del disparo fatal es un ejemplo. También pienso en la terquedad de la protagonista, en el retrato de la idiotez humana como mecha que enciende un desmadre tan absurdo como descomunal.
    Después de leer este post, los Coen me mandaron un mail (no comentan directamente porque su español es muy malo) preguntando cómo es eso de que cuentan las escenas en vez de mostrarlas…

    Rinconete, me cuesta encontrar ternura en la mirada de los Coen, al menos en Quémese…. En cambio me pareció percibirla en Barton Fink (dudo un poco porque la vi hace mucho.).

    Reflexión al margen que retoma un comentario de Andrés en otro post: cuánto más interesantes son las entradas sobre películas que vimos todos. 😀

  13. Dear Coen:
    En la escena final de “Quémese…” los directivos de la CIA dan los pormenores de lo acaecido a los protagonistas con un humor que pretende ser “inglés”, pero se queda a mitad de camino. Y no lo muestran, lo cuentan.
    Antes ya habían hecho referencia a como el personaje de Yorcluni desaparecía el cuerpo del Brad.
    En “Sin lugar…”, cuando el sheriff está llegando al motel, ve como se piran los narcos y después se muestra la escena de Brolin muerto, cuando se habían cansado de mostrarlo cagándose (disculpen el eufemismo) a tiros con el gaita.
    Ya sé, ya sé. A veces hay que sugerir, entiendo. Pero ustedes se muestran tan descriptivos generalmente que hacen que uno se malcríe.
    Ok, es su película, es su guita, hacen lo que quieren.
    Así les va.
    Afectuosamente.

  14. Solo voy a decir que al día de hoy FARGO me parece terriblemente aburrida. Iba a ir a ver Quemese… HASTA que vi q era de los Cohen…

    Quizás algun día les de otra oportunidad… pero lo dudo.
    =)

    SALUDOS!!!!

  15. La cuestión es…
    Por qué te parece aburrida? ehee?
    Ton Hanks (si vale el ejemplo) dijo: “Mataría por hacer el papel de William Macy”.
    Para mi es redondita, sin grandes destellos ni abismos. Los personajes son bien definidos y no me quedé con las ganas en ninguna escena. El fárrago de acciones a partir de algo simple es atrapante.
    Además, en mi video club, se alquilo bien. ¿Qué más puedo pedir?
    Eso si, las pelis las critico (bien o mal) solo después de verlas.
    Au revoir

  16. Alguien comenta con dos años de retraso?
    Ufa, veo una película, la busco acá y encuentro que pasó mucho tiempo desde el último comentario y ya quedaría ridículo.

  17. ¡Pero no! Comente nomás. 😀
    No te olvides, Aberel, de que la sección del blogroll “Últimos Comentarios” registraría como novedosa tu opinión sobre esta película. A lo mejor, alguien quiere escribir algo sobre tus apreciaciones (yo, por ejemplo. 😳 ).

  18. Ayer la enganché empezada por cable (para variar), sin conocer de su existencia.
    Sin duda sería absurdo pretender compararla con una obra maestra (para mí gusto) como Fargo.
    Pero si algo que admiro en los Coen es esto: cuando empecé a mirarla yo no sabía qué era ni de quién, solo me cautivaron las imágenes, los personajes, la fotografía, los colores, etc. Y al poco rato me dije “esto debe ser de Los Coen”, al punto que me puse a googlear rápidamente mientras la estaba viendo, y por supuesto vine a chequear acá.
    No he visto toda la filmografía de ellos (ni lejos) pero son de esos directores que tienen una clara identidad visual, que uno puede reconocer su mano detrás de unas pocas imágenes. No sé si hay muchos directores con esa virtud; puedo nombrar (así sin pensar mucho) a Tim Burton, Terry Gilliam… (alguien quiere aportar otros nombres?)
    Poder reconocer así en pocos segundos una identidad, un estilo personal, en cualquier ámbito artístico, es algo que me genera una increíble satisfacción y emoción. Con la música lo experimenté muchas veces. Y remarco que esto sólo puede suceder por los atributos de un gran artista.

    Comentario al margen: la aparición de David Rasche (el querido Sledge Hammer) creo que nos genera siempre una sonrisa, haga el papel que haga, no?

  19. Aberel, ni la reseña publicada dos años atrás ni los comments que anteceden al tuyo mencionan la aparición de Rasche. Qué bueno que le hayas rendido el debido homenaje al querido Hammer.

    Coincido con lo que decís sobre la “reconocibilidad” de las películas filmadas por los Coen. Es cierto también que ésta es una condición exclusiva de los verdaderos talentos: convertir su trabajo en una obra cuyas partes (films, canciones, cuadros) que los simple mortales podemos identificar, valorar, celebrar y agradecer.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s