El pasado del Dr. House

Entre foto y foto pasaron más de diez años y numerosos roles más o menos secundarios. Quizás por eso pocos espectadores sabrán reconocer en el cínico y barbudo Dr. Gregory House el rostro lampiño de Roger Charleston, compositor de jingles que tiempo atrás supo ser amigo de un tal Peter Morton.

Las imágenes prueban que, con el tiempo, el actor británico Hugh Laurie adquirió no sólo peso protagónico sino una prestancia física inexistente en la película dirigida por el mismísimo Kenneth Branagh. Hay cosas, sin embargo, que el divino Cronos no puede cambiar: en este caso, la clara tendencia a posar de igual modo, con la cabeza ladeada, como queriendo descubrir algo.