Miradas al Sur. Reseña

Miradas al Sur y sus dos suplementos, Asteriscos y Argentina EconómicaAl margen de la Carta del Director publicada en la segunda página, quizás la mejor tarjeta de presentación de Miradas al Sur esté conformada por las notas que el primer número de este nuevo periódico semanal le dedica al oficio periodístico. Entre ellas, la entrevista realizada a Nicolás Casullo nos invita a reconsiderar la práctica de un periodismo politizado, no en un sentido propagandístico sino en un sentido de transparencia intelectual/profesional que busca establecer una relación honesta y madura con el lector.

A todas luces, el emprendimiento de Eduardo Anguita pretende distinguirse del mito del cuarto poder independiente, objetivo y ecuánime. De esta manera, deja poco asidero para las críticas de rigor que -aún a pesar de cualquier aclaración o manifiesto- seguro hablarán de prensa oficialista.

Estemos o no de acuerdo con las implicancias de esta politización, es decir, estemos o no de acuerdo con el recorte que esta publicación hace de la actualidad, lo cierto (y lo positivo) es que -a partir de otra agenda, de otra información, de otra perspectiva- los lectores podemos diversificar la versión de la realidad que nos imponen los grandes pulpos mediáticos, y eventualmente sacar nuestras propias conclusiones. También podemos descubrir/reencontrarnos con sucesos y nombres habitualmente ignorados por el grupo Clarín o La Nación (pienso en los homenajes dedicados a Haroldo Conti, a 32 años de su desaparición forzada, y a Juan Carlos Mariátegui).

Entre tanto alarde de tilinguería, soberbia y agresividad (ejemplifico con esta nota porque es la más indignante que leí últimamente), cabe destacar la seriedad (¿puede hablarse de «serenidad»?) que transmiten los artículos de Miradas al Sur. Quizás porque -tal como explica Anguita en la Carta de la página 2- columnistas y colaboradores conforman un «colectivo de trabajo», aquí no existe lugar para ninguna expresión de divismo.

Un domingo no alcanza para leer -menos para comentar- todas las notas publicadas en este número inaugural. Por eso, a continuación me limito a transcribir los títulos de mis diez elegidas en un primer recorrido.

1.- Carta del Director, por Eduardo Anguita. Pág.2.
De lectura obligatoria para quienes quieren conocer -tal vez analizar- la presentación oficial del nuevo emprendimiento.

2.- Dos posturas y un debate, por Diego Long. Pág. 3.
«La clave del conflicto del campo parece estar precisamente en el significado de esa palabra, «campo». A quiénes abarca«. El encabezado promete. 

3.- La trama oculta del plan de seguridad de Macri, por Ricardo Ragendofen. Pág. 12 y 13.
Para conocer algo más que el programa de reparación de baches, que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires promociona desde las salas de cine.

4.- Cómo enamorarse en la cárcel luego de asesinar al ser amado, por Rolando Mota. Pág. 15.
Aproximación a los casos Barreda y Tablado que evita el amarillismo habitualmente aplicado a estos actores delictivos.

5.- Noticias de Harolodo Conti, a 32 años de su secuestro, por Raúl Arcomano, Pág. 16 y 17.
La cobertura se extiende hasta la página 18 con escritos de Anguita, Aníbal Ford y Ezequiel Siddig. Tarde pero seguro, por fin un merecido homenaje.

6.- El colaboracionista, por Gabriela Juvenal. ADN en debate, por Félix Crous, Fiscal de la Procuración General de la Nación. Pág. 19.
La primera nota permite descubrir la trayectoria del ex ministro bonaerense Jaime Lamont Smart. La segunda invita a reflexionar sobre la extracción compulsiva de sangre para el estudio del ADN de presuntos hijos de desaparecidos que se niegan a confirmar sus orígenes.

7.- El corazón de Capusotto está en el Oeste pero late en el Sur. Pág. 25.
Breve conversación con el actor (y no con el personaje) Diego Capusotto.

8.- Alex Díaz: del cuerpo de marines a la alta cocina, por Gabriela Juvenal. Pág 28 y 29.
Interesante entrevista a un cordobés que durante ocho años integró el cuerpo de la marina estadounidense, y que hace poco volvió al país para casarse y para incursionar en la actividad gastronómica.

9.- «Necesitamos una ley que les diga no a los monopolios», por Victoria Linari. Pág. 42.
Entrevista al coordinador del COMFER, Sergio Fernández Novoa, a propósito del proyecto de la nueva Ley de Radiodifusión.

10.- «Hay una cultura del simulacro», por Ezequiel Siddig. Pág. 43.
Mencionada entrevista a Nicolás Casullo sobre los medios de comunicación.

De los suplementos (de espectáculos y economía) que acompañan al semanario, destaco la entrevista publicada en Asterisco a otro olvidado por los medios, el actor Miguel Ángel Solá, y la nota de opinión que Aldo Ferrer publicó sobre el malestar inflacionario en AE.