In treatment

In treatment o En tratamientoBasta con mirar un solo capítulo para engancharse con In treatment, serie que HBO estrenó el lunes pasado en la televisión premium local y que nos convierte en testigos de distinas sesiones psicoterapéuticas. La propuesta es altamente recomendable, en parte porque prueba que el despliegue de una gran parafernalia no es un factor imprescindible de calidad; en parte porque nos reconcilia con el -a esta altura trillado- relato en tiempo real*.

La clave del éxito está en los guiones bien cuidados que recrean caracteres, neurosis, intervenciones -en síntesis “situaciones de diván”- de manera creíble y atrapante, y que sortean las limitaciones de un contexto más acorde a la experiencia teatral que a la catódica: acción acotada a un solo espacio, escasos exteriores, pocos personajes, bastante parlamento.

El título es lo suficientemente explícito como para anunciar el proceso, eventualmente el progreso, que presenciaremos (además de duración, sugiere la frecuencia de las citas o las entrevistas que conforman el tratamiento). Al mismo tiempo, es lo suficientemente ambiguo como para deslizar la sospecha de que los pacientes no son los únicos que necesitan ayuda profesional.

Después de todo, a diferencia de lo que sucedía en las autóctonas Vulnerables y Locas de amor, aquí el gran protagonista es el médico. De hecho, el Dr. Paul Weston es el más afectado por lo que sucede en terapia, y el que más procesará (¿progresará?) a medida que los episodios/las sesiones avancen.

A Gabriel Byrne le sienta bien el rol protagónico, quizás porque este actor maneja con soltura sus dos facetas: la del tipo cerebral, taciturno, insondable, y la del tipo sanguíneo, impulsivo, colérico. En vez de “physique du rôle”, podríamos hablar de “esprit du rôle”, y de paso especular con una posible versión aggiornada -libre de monstruosidades- del Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

Antes de terminar, tres datos interesantes para los espectadores curiosos. El primero: a diferencia de otras producciones de HBO, ésta no es estrictamente original sino que es una adaptación de la serie israelí Be ‘Tipul. El segundo: uno de los productores y ocasionales directores de este proyecto es Rodrigo García, hijo de don Gabriel y realizador con trayectoria cinematográfica y televisiva. El tercero: además de Byrne, Dianne Wiest es el otro nombre famoso que integra el elenco y que -oh casualidad- también patea para el equipo psi.

__________________________________________________
* Cada capítulo de la serie dura lo que dura una sesión. De ahí que el cronograma de emisión (media hora, todos los días de lunes a viernes) coincide con los tiempos que un psiquiatra les dedica a sus pacientes.

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

10 respuestas a “In treatment

  1. …Ah! Byrne me encanta; coincido totalmente contigo en que el tipo se presta para caracterizar dos personajes opuestos (además de resultarme increíblemente atractivo con todos los años que tiene).

    Lástima que por ahora me la voy a perder, estaré pendiente 😀

    Un abrazo sabatino.

  2. coincido con ambas!!!

    Y esta vez me quedé afuera del estreno…debo reconocer que era pirata mi conexión y ahora me quedé sin HBO!!

  3. Tengo ganas de empezar a ver esta serie. No la enganché al principio y a ver si ahora en verano me la veo entera.

    Un saludo

  4. POR FAVOR GENTE NO SEAN TAN IGNORANTES IN TREATMENT NO ES PSICOANALISIS ES PSICOLOGIA COGNITIVO CONDUCTUAL NO SEAN TAN RETROGRADOS QUE EL PSICOANALISIS Y LOS DIVANES EXISTEN SOLO EN ARGENTINA QUE VIVE AÑOS ATRAS Y LA PSICOLOGIA NO EVOLUCIONA
    lEAN ESTA PARTE DEL REPORTAJE DE PAGINA 12

    –Lo llamativo es que HBO haya concebido una serie de psicoanálisis en el marco de una cultura que, según el cliché, es reacia a los divanes (a excepción, claro, de las películas de Woody Allen).

    –Como pasa con la serie original israelí, más que psicoanálisis se trata de una terapia cognitiva, que en Estados Unidos es muy popular. La gran incógnita tenía más que ver con si el público iba a aceptar una serie que había que ver cinco noches por semana. Los problemas son muy universales; son muy reconocibles: entre amantes, de padres con hijos, de hijos con padres, de parejas. Podíamos explorar los mismos problemas sin necesidad de reinventarlos (los casos abarcaron a una enamorada del analista, una pareja en crisis, un marine traumado y una lolita con familia disfuncional, además de la supervisión).

  5. Finalmente la estamos viendo, gracias a tu recomendación. En diciembre, José descargó las tres temporadas de Mad Men y nos dimos un gustazo “non stop”. Cuando se nos acabaron, le comenté acerca de esta entrada y logró descargar la primera temporada. Estamos totalmente enganchados.

    Sin duda, entre mis episodios favoritos están las conversaciones de Paul y Gina. Disfruto mucho no sólo de los diálogos en sí, sino de la química entre los personajes. Me gustó mucho, por ejemplo, las miradas de reojo entre ellos que le dieron pista a Kate sobre Laura; todo parece tan espontáneo en este tipo de situaciones que por momentos me olvido de que no estoy espiando 😉

    Gracias por la recomendación, María 🙂

  6. ¡Qué bueno que In treatment los haya enganchado, Pati @-;–! Traten de conseguir la segunda temporada; es igual de buena.

    En cuanto a Mad men, la considero una asignatura pendiente. Tengo entendido que es muy buena. ¿Cuál es la opinión de los Cabana? 😉

    Un abrazo e-nor-me para los tres.

  7. María, Mad Men nos parece excelente: la ambientación y la producción son impecables. Los personajes son interesantes y evolucionan hacía vías no necesariamente previsibles.

    Ningún detalle parece descuidado, por el contrario, la trama se desenvuelve con pequeños giros -a veces pícaros- que mezclan la ficción con hitos de la historia norteamericana. Ya verás, detalles como la despreocupación por la ecología; la ignorancia de los efectos del cigarrillo y el alcohol sobre la salud; el descuido acerca de los peligros que rodean a los niños (tan exagerados en la actualidad)…

    Una cosa que notó José es que los primeros dos capítulos de cada temporada son más lentos que los siguientes, probablemente porque sientan el precedente para los que siguen. Yo estoy que no puedo esperar por la cuarta temporada 🙂

  8. cada vez que veo un capitulo en el consultorio me distrae ese objeto de fondo, es como una cajita donde se mecen las olas y es donde en cada inicio de la serie aparece el titulo y yo quisiera saber con que nombre se le encuentra me parece un objeto hermoso , es posible pedir un comentario o ayuda de como se le conoce…….gracias

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s