Satisfacción blogger II

Foto gentileza JP, VBerghella a la izquierda y quien suscribe a la derechaQuizás para algunos se trate de otro sacrilegio; lo cierto es que este año la Feria del Libro también se convirtió en escenario de una serie de charlas que Clarín le dedicó a la blogósfera. Básicamente, la propuesta del periódico argentino consistió en difundir la experiencia de idear, montar y mantener una bitácora a partir del testimonio de bloggers invitados -algunos más conocidos que otros- que escriben sobre temas específicos: actualidad y medios; cultura; educación; ciudadanía; salud; humor.

La inciativa también respondió a cierta estrategia de marketing, pensada para publicitar la plataforma gratuita de publicación online que el periódico lanzó a principios de este año. De hecho, a priori mañana miércoles tendrá lugar la mesa que reunirá a distintos integrantes de la comunidad Clarín Blogs.

Coordinadora y moderadora de estas charlas, Vanina Berghella tuvo la amabilidad de invitarme a la pequeña conferencia sobre Blogs y Salud, para compartir mis idas y vueltas -no con Espectadores- sino con MaldeAlzheimer. La experiencia fue gratificante por partida doble: a nivel estrictamente personal por razones obvias; en términos bloggers porque me tocó en suerte compartir la mesa con Marta Repupilli y conocer los detalles de su trabajo -muy interesante- en torno a la prevención del sida.

La trayectoria de Marta es especialmente atractiva porque el blog que lleva su nombre es la punta del iceberg correspondiente a un emprendimiento de mayor envergadura que apuesta a la conformación de una red temática. De esta manera, confirmamos que las bitácoras pueden adquirir una dimensión social y comunicacional poco habitual en la blogósfera local.

El encuentro también sirvió para corroborar lo señalado en otras ocasiones. Me refiero a uno de los aspectos más fructíferos de la Web, es decir, a la posibilidad de que los vínculos virtuales se conviertan en vínculos reales. Nobleza obliga: por más enriquecedores que sean, los intercambios vía comment o vía e-mail nunca están a la altura de una conversación cara a cara.

En Espectadores soy reticente a incluir videos, y desde mis primeras incursiones web jamás publiqué fotos de mi persona. Por favor sepan disculpar la expresión excepcional de (otra) satisfacción blogger.

——————————————————-
Los interesados en ver la grabación de la charla, por favor hagan clic aquí.