Metamorfosis de un rostro

Échenle la culpa a la percepción distorsionada de una ciudadana que no es pro, al subtexto emergente de cualquier trabajo de edición fotográfica (por más rudimentario que sea, como en este caso) o a la intención de comentar con algo de humor la inminente asunción de nuestro flamante Jefe de Gobierno, Macri Segundo. Lo cierto es que esta recopilación de imágenes extraídas de los medios* pretende ilustrar la sensación de intranquilidad que algunos porteños tuvimos durante los últimos dos o tres meses.

De hecho, estas y otras fotos periodísticas parecen sugerir que desde septiembre u octubre Mauricio habría sido víctima de cierto “pánico de escena” (en este caso, pánico de escena política y gubernamental), probablemente por las recientes desventuras que empañaron el eufórico triunfo electoral. Cómo explicar, sino, la metamorfosis de un rostro a veces desencajado, a veces ido, a veces espantado, a veces fantasmagórico. 

Macri ido, perdido, espantado, fantasmagórico…

* De izquierda a derecha y de arriba hacia abajo, estas fotos fueron publicadas por los siguientes diarios de circulación nacional:

1.- La Nación, el 6 de noviembre.
2.- Clarín, el 31 de octubre.
3.- Página/12, ayer 7 de diciembre.
4.- Página/12, el 6 de noviembre.
5.- La Nación, ayer 7 de diciembre.
6.- La Nación, el 3 de diciembre.
7.- Clarín, el 30 de septiembre.

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

7 thoughts on “Metamorfosis de un rostro

  1. No sos la unica que siente intranquilidad, yo con Macri nunca me senti tranquilo, y mas cuando peleo mano a mano con Ibarra en la anterior eleccion que llego al balotagge, y hasta pienso, si hubiese ganado Macri, que hubiera pasado por lo de Cromañon? No se que hubiera preferido, la “volteada” a Ibarra o a Macri.
    En fin, una imagen vale mas que mil palabras, estas imagenes no son nada alentadoras 😦
    Salute!

  2. Nuestro futuro idiota -lease nuestro, el de todos y quede en claro por cualquier tragisversación de forma y uso, aclaro no vale doble intensión y menos nos sirve en la cultura del vanagloriarse. Este escrito sumado al de Spectratice ayuda a no ser parte de la -perspectiva lineal- ( Ante cualquier duda por perspectiva lineal consultar con el DRAE)
    Y ya que viene al caso lo de nuestro futuro idiota dejemos correr este pensamiento:
    El hombre común se molesta si le dicen que su padre era deshonesto, pero se vanagloria si su descubre que su bisabuelo fue pirata.
    (Bern Williams)

  3. Estoy segura, Nico, de que las cosas no habrían sido muy diferentes en Cromagnon si en 2004 Macri Segundo hubiera sido Jefe de Gobierno en lugar de Aníbal Ibarra. Incluido el hecho de que el responsable político de la desprotección padecida por las víctimas del trágico incendio acaba de asumir su cargo en la Legislatura porteña como si nada hubiera ocurrido.

    Recuerdo que cuando Mauricio ganó las elecciones alguien me dijo que la profesión de ingeniero era clave a la hora de asegurar una buena gestión. Inmediatamente me vino a la mente la imagen del Ingeniero Alsogaray que probablemente terminará pasando a la Historia por su famosa frase “hay que pasar el invierno”, y de su hija María Julia -también ingeniera- cuya gestión en la Secretaría de Medio Ambiente consistió en robar a cuatro manos.

    Rodolfo, me encantó la frase de Bern Williams y la noción de “futuro idiota” que, si me permitís, yo la extendería a nuestro presente.

    Saludos a ambos. 😉

  4. Me hiciste acordar de Gregorio Samsa que en la novela de Franz Kafka un buen día amanece, patas arriba, convertido en un escarabajo.
    ¿Será que Mauricio Macri, durante el tiempo que dure su mandato, un buen día se transforme en un hombre sensible?
    No me digas nada, ya sé la respuesta…

  5. ¡Ja! Ariel, qué oportuno tu comentario. Justamente decidí el título de este post “en honor a” Gregorio Samsa.
    En cuanto a la metamorfosis de Macri, insisto: lo veo cambiado; su mirada sobradora se convirtió en una mirada de miedo o inseguridad, como si la proximidad de la asunción -que, dicho sea de paso, tiene lugar hoy- le hubiera hecho perder pie.
    Veremos qué nos depara el futuro. Crucemos los dedos. 🙄

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s