Pregunta

Lo oigo desde el living de casa. “¡Puta! ¡Cristina Kirchner es una puta!” vocifera mi vecino casi todas las noches mientras mira las noticias por televisión.
————————————-

Duda existencialMi vecino no dice “es puta” a secas, como si dijera “es abogada”, “es ingeniera”, “es actriz”. Si así fuera, podríamos hacer de cuenta que está refiriéndose a una profesión (después de todo, muchos aseguran que el ejercicio de la prostitución es el oficio más antiguo del mundo).

Tampoco se refiere a un epíteto, como si dijera “es ninfómana”, “es promiscua”, “es infiel” o -seamos positivos- “es atractiva”, “es elocuente”, “es astuta”. No. La expresión excede los límites del mero retrato.

Que se entienda bien. Este buen hombre se aplica con vehemencia a la hora de pronunciar el artículo indefinido. De masticarlo; de deletrearlo; de desmenuzarlo. “Es u-NNN-a puta” (certero, el énfasis recae sobre la N).

Así, la palabra puta adquiere el status inconfundible de sustantivo. Sustantivo que eventualmente, según la envergadura de la bronca, mi vecino elige enriquecer con algún adjetivo -aumentativo (“una gran puta”) o valorativo (“una linda puta”)- o con algún complemento (“de mierda”, por ejemplo).

Así, el uso del artículo refuerza la intención ofensiva y descalificadora. Una más; una entre tantas; una del montón.

Evitemos cualquier reflexión sociológica, política, cultural sobre esta anécdota. Descartemos cualquier opinión o inquietud respecto de cualidades dirigenciales, competencias personales, intereses partidarios. Hagamos una concesión: pretendamos estar interesados en la vida privada de nuestra futura Presidente/a, y asumamos -aún cuando no nos conste- que Cristina Fernández de Kirchner es efectivamente ligera de cascos. U-NNN-a puta entre otras.

Ahora bien… Una pregunta… Las personas con un discurso -y una mentalidad- como los de mi ofuscado vecino, ¿qué son?

Published by

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

20 thoughts on “Pregunta

  1. Se me ocurren varios calificativos, pero creo en eso de que “el pez por la boca muere”.
    Saludos.

  2. Ciudadanos argentinos con derecho a decir lo que se les canta, en la intimidad de su hogar, sobre la persona más pública del país.

  3. Jajaja… justamente ayer José me estaba encomendando que te preguntara acerca de la nueva presidenta. Está intrigado respecto a tu opinión porque se trata de una mujer. Jajaja… pero estoy segura de que este tipo de reflexión no era el que tenía en mente 😉

    Abrazos :-*

  4. Lo probable es que recuerde a su madre con excesivo edipo. Una probabilidad de trauma, vaya uno a saber que formato de trauma .

  5. No voté a nuestra futura Primer Mandataria, Pati @-;–. No estoy de acuerdo con muchos aspectos de la administración Kirchner (y me temo que Cristina le dará continuidad a la política de su marido), sobre todo con cierto manejo verticalista del poder (al mismo tiempo me pregunto qué Presidente argentino no cayó, de una u otra manera, en cierto verticalismo/autoritarismo cuando en definitiva nuestro país tiene larga tradición autoritaria. ¿Arturo Illia tal vez?).

    Dicho esto, siempre tengo la costumbre -me guste o no quién asuma un cargo tan importante como el de la Presidencia de la Nación o la jefatura del Gobierno de la Ciudad- de respetar mínimamente la investidura y, por más que me cueste, de apostar -al menos al comienzo- por una buena gestión.

    Una aclaración en respuesta al comentario de JM. En realidad, dos.
    1.- Mi vecino traspasa los límites de la intimidad de su hogar desde el momento en que vocifera desde su ventana hacia afuera, razón por la cual escucho sus insultos todas las noches.
    2.- En esta última semana, escuché apreciaciones similares a las de mi vecino en plena vía pública: en un kiosco de diarios y en un restaurant. También a los gritos.

    Con esto no pretendo exigir censura para nadie. Obviamente existe la libertad de expresión y, en definitiva, como bien dice Laura, “el pez por la boca muere”. Lo que sí me llama la atención es que, habiendo tantas cuestiones para criticarle a Cristina Kirchner respecto de su aparato político, de su discurso, de sus proyectos de Gobierno, de los funcionarios a los que piensa convocar para conformar su gabinete, haya gente tan preocupada/escandalizada por su supuesta vida sexual.

  6. Me parece lamentable lo de tu vecino. Creo férreamente que ante ciertos momentos de ira, descargarse con insultos hacia la persona odiada es relativamente bueno para la salud, pero vos decís que esto se repite en su cotidiano. Qué triste, me da pena en cierto punto que no pueda (o no considere pertinente) fundamentar sus palabras con algo más inteligente y no con insultos fáciles.
    La gente que dice que Cristina es puxx o autoritaria me da gracia. No me importa cómo sea su personalidad. O acaso si uno tiene un grave problema de salud se le ocurre preguntarle a su cirujano si es buena persona? Ah,no! Si es autoritario y tiene a su empleada doméstica en negro no me opero, aunque sea el mejor del país. Vamos, me parece muy tonto.

    Saludos!!

  7. Me uno a todos los jes y a los jas que ya dejaron! Más allá de la poca educación de tu vecino gritón y demás consideraciones sociales, morales y psicológicas al respecto, me divierte imaginarte esperando esos minutitos cotidianos, ya acostumbrados, de improperios a los cuatro vientos 🙂

    Lo que encuentro ciertamente preocupante, es que tu vecino no es el único que la sustantiviza de esta manera. Tengo la impresión de que la mayoría -incluyo a los medios-, habla de Cristina como sinónimo de sexualidad, belleza física, peinado o vestimenta.

    Una persona pública -hablamos de la nueva mandataria, nada menos- debería ser juzgado por dichos y hechos. O será que ellos faltan?

    De ser una estrategia medial, dirigida por geniales asesores, creo que en algún momento, puede tornarse inmanejable.

    Saluditos y gracias por dejarme pensando 🙂

  8. Digamos, estimada Ceci, que gracias a mi entrañable vecino puedo conocer el horario de los noticieros sin necesidad de prender mi televisor. Es más, los improperios de “Rico” (lo bauticé con ese apellido porque su tono de voz y su pronunciación suenan muy parecidas a las del célebre militar carapintada devenido en intendente de San Miguel) me resultan infalibles en este sentido.

    Dicho sea de paso… Así como detesta a Cristina Kirchner, Rico es fanático de Mirta (¿Mirtha?) Legrand. Por lo tanto, también suelo saber en qué momento exacto la pantalla chica está transmitiendo Los almuerzos o alguna vieja película protagonizada por “la Señora” (Canal Siete las repite cada tanto). Está vez, en lugar de insultos, escucho frases antológicas como “mirá qué linda está Mirt(h)a”; “qué elegante”; “qué señora”, “cómo me gusta Mirt(h)a”.

    Flor de vecino me tocó en suerte, ¿no? 🙄

  9. Yo, como soy rejodido, vez pasada fui a una esquina de la “zona roja” de Rosario y, muy suelto de cuerpo, le espeté en pleno rostro a una de esas mujeres que ofrecen sexo por dinero:
    – Usted es una dama!!!
    Y me fui corriendo.

  10. Nunca dije estar de acuerdo con tu vecino (ni manifestaré mi postura en este sentido). Sólo me sumé al juego que plantea tu pregunta.

    Algunas de tus palabras me dan hasta miedo: reemplazás la idea de “censura” por la de “muerte” (je, mentira, te estoy pinchando un poquito, nomás).

    La libertad de expresión no existe, nos pertenece, en todo momento, lugar y manera. Ya que compartimos el gustito por el cine, recomiendo que reveamos “The People vs. Larry Flynt” (http://www.imdb.com/title/tt0117318/), para reflexionar un poco más sobre el tema.

    Los límites de la libertad de expresión, cuando el sujeto es una persona política, son muy difíciles de determinar (incluso para la justicia).

    Pensé que alguien más lo recordaría, pero veo que no, así que aquí voy: ¿no fue Borges quien dijo que Evita era una puta?

  11. Creo que todos los antiperonistas dijeron (muchos siguen afirmándolo hoy en día) que Evita era una puta, JM. En ese sentido, Borges no fue muy original. 😉

    A raíz de la anécdota comentada en este post, una amiga francesa me contó que Ségolène Royal también tiene fama (le hicieron la fama, en realidad) de acostarse con medio mundo. No caben dudas: ocupen un cargo público o no, la vida sexual de las mujeres siempre es el primer flanco contra el que disparan quienes pretenden atacarlas…

  12. El ataque contra las mujeres que se dedican a la polìtica suele tener un costado bastante machista . Se habla de botox, gorda, puta, y un monton de categorìas donde parece que – en definitiva – no se bancan que una mujer se meta en ” cosas de varones”.

    Yo hable de eso hace un tiempo, aqui.

    http://adivinadordelpasado.blogspot.com/2007/07/vamos-ver-una-larga-campaa-electoral.html

    Ahora mismo circulan absurdos rumores que acusan a C.K. de puta, loca, madre soltera de una niña discapacitada, amante voraz, cornuda…En fin: Una larga lista de epitetos que pueden descalificar a una cuñada, pero son irrelevantes para una Primer Mandataria.
    Buen finde, saludos

  13. hacía tiempo que no te saludaba,. ..excelente post….
    Instrucciones para crear una nueva Universidad. Arte y acción político-social. 7 de Noviembre Universidad de Sevilla

    Me permito traerte este post de una compañera que se ve en cuestiones….difíciles como la del post….

    Ya hemos hablado anteriormente del tema y hoy presentamos la nota de prensa de una acción de protesta que unirá arte y acción social…Hace tiempo que hablamos del trabajo de Inmaculada Cunill, en nuestro alter ego ecología de la comunicación:

  14. Adivinador: lo que no entiendo es que tiene que ver que alguien opine de esta señora con ser facho. Creo que estas mezclando las cosas y no es bueno mezclar todo. Que CK haga de su vida intima lo que quiera mientras no perjudique al pueblo argentino, pero decir que opinar sobre su vida privada es ser facho, me parece que no tiene nada que ver. Ella es la presidenta, y el pueblo tiene el derecho adquirido de decir lo que quiera de ella y de cualquier funcionario público, a los cuales les pagamos el sueldo todo los meses.
    Asi es la libertad y la democracia, a respetarla para que no volvamos a nuestro oscuro pasado.
    Saludos

  15. Entrè mucho tiempo despues a este post, y supongo que nadie leerà esta aclaraciòn, pero no entiendo a que hace referencia juigmo:

    Por que me dice a mi que nada tiene que ver la opinion sobre CK con ser facho? Jamàs uso ese tèrmino .Y es obvio que decirle puta a Cristina Kirchner no es ser facista.

    No se si se refiere a otro comentario (otro post, otro comentarista, otro blog? ) o tal vez leyò mal alguna palabra, no lo sabemos.

    Saludos

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s