Corpiño y DNI

Con corpiño y DNI (apto)Con corpiño y DNI (apto)Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno…
———————————–

Con corpiño y DNI (apto)Tengo once años y hoy es día de fiesta. Y no es mi cumpleaños. Ni el cumpleaños de alguno de mis padres o de algún amigo. Ni Navidad, Año Nuevo o Reyes. Hoy, dicen, vuelve la democracia. En realidad no vuelve hoy-hoy (la fecha oficial es el próximo 10 de diciembre), pero -parece- hoy empieza a volver.

Por lo pronto, este domingo 30 de octubre de 1983, vuelven las mesas electorales, las urnas numeradas, los sobres sellados, las boletas apiladas, los cuartos oscuros, los padrones afichados, los Documentos Nacionales de Identidad (DNI) acicalados, las escuelas abarrotadas de adultos.

Hoy se habla de elecciones y de comicios en plural, y de sufragio en singular. Y también se habla de ciudadanía y de electorado.

Salgo a la calle; huelo a primavera, y por fin entiendo porqué ésta es la estación de la renovación, del entusiasmo, de la esperanza, de las ganas, de la vida. Basta con sentir la brisa, observar los rostros, escuchar las risas.

Mientras espero a mis viejos para acompañarlos a cumplir con el deber cívico, me sorprendo reflejada en una vitrina de la avenida Santa Fe. Me acerco, y reconozco la pollerita de jean y la remera celeste con el dibujo de Snoopy.

Por primera vez me descubro grande -¿vieja?- “anacrónica” con esa ropa. En realidad me descubro púber; con pechos apenas incipientes pero capaces de deformar la cabeza del simpático perro creado por Charles Schulz.

Y pensar que todavía no llevo corpiño, así como tampoco DNI apto para votar.

Hoy, dicen, termina la dictadura, y por lo visto también termina mi infancia. De ahí que esta primavera tibia de 1983 huela -más que nunca- a renovación, a entusiasmo, a esperanza, a ganas, a crecimiento, a vida.

———————————–
A casi 24 años de haber recuperado la democracia, este domingo 28 de octubre de 2007, los argentinos volvemos a elegir Presidente, aunque esta vez en un clima de desgano, de escepticismo, de indiferencia. Ojalá la memoria nos ayude a recuperar la fe en un sistema deficitario, manoseado, injuriado pero -de nosotros depende- rescatable, corregible, mejorable, respetable.

Es el deseo de una ciudadana adulta, ahora con corpiño y DNI (apto).

Publicado por

María Bertoni

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 13 de septiembre de 1972. Trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y de vez en cuando redacto, edito, traduzco textos por encargo. Descubrí la blogósfera en 2004.

15 thoughts on “Corpiño y DNI

  1. Estoy emocionado del paso encorpiñados de sus 35 años … BRAVOOOOOOOOOOOOO…!!!

  2. Una vez más me siento torpe al tratar de dejarte mi impresión de una entrada, pero ¿de qué otra forma te digo que me encantó el retrato que hiciste de estas dos experiencias encontradas?

    Me uno a tu deseo y esperanza 🙂

  3. Toda la suerte y la prosperidad que se merece le deseo al hermano pueblo argentino. Ya va siendo hora…
    Saludos.

  4. Pati @-;– y Juan, gracias por los deseos y, estimada y siempre generosa amiga, por el elogio.
    Un saludo a ambos.
    ———————————-

    Acabo de regresar de la escuela donde voto, y vuelvo impresionada por la cantidad de electores, entre ellos mucha gente mayor de 70 años. Da la sensación de que, a pesar del escepticismo y el desgano generalizados, hay quienes siguen apostando al poder del voto.

  5. No pude votar. El padrón ya estaba confeccionado cuando hice el cambio de domicilio. Me siento un poco irresponsable actualmente. Quizás un día se transforme en un “libre de culpas”.

    Es como andar con la camiseta de Snoopy y la falda con volados de jean celeste. Con corpiño y DNI aptos.

    Saludos!

  6. Uh, qué desilusión, Ceci. Es feo eso de que, por el motivo que sea, no te ejen votar. 😦
    Ánimo. Ta vendrán otras elecciones (más interesantes, espero).

  7. Una verguenza la elección: la falta de boletas, los fiscales que recomendaban votar por los partidos disponibles en el cuarto oscuro y, encima, el broche de oro: el previsible, pero no por eso menos angustiante (para mí), triunfo de Cristina K.

    Saludo!

  8. Alegría por 3.
    – Me encantó el post. Cuando voté en el 83 (tampoco usaba corpiño en ese entonces) se dió la circunstancia de que en mi mesa votaba un señor que llenaba toda su libreta de enrolamiento (aunque no sería la última votación en la que estaría) y también votaba su nieto por primera vez. Era mi viejo y mi hermano ( a quien tomaron como nieto dada la edad de mi papá).
    – No importa si hay desgano, apatía o indiferencia. Votamos, que es lo que importa. Y los fachos van a morir en democracia.
    – Me alegra mucho que vengan a tu blog gente que conozco y que llegaron gracias a la guía exclusiva de blogs.
    Un besote

  9. Votar es motivo de alegría para mí también, Adenoz. Pero (ay, los peros) me gustaría que nuestra democracia nos significara algo más que la rutina de cumplir con el acto electoral. Ayer en la escuela donde voté vi conductas tan poco cívicas (gente “infiltrándose” en las colas; gente protestando contra las personas mayores que acudían a votar, “a molestar”) que confirmé eso de que a los argentinos todavía nos falta adquirir verdadera práctica ciudadana y democrática.

    Cambiando de tema, va un agradecimiento a Blogópata por las visitas de Almendra, Adivinador y, con suerte, las que vendrán. Dicho sea de paso, desde hace algunos días la guía de blogs figura entre las recomendaciones de Espectadores. 😉

  10. Sigo bastante enojada (no sé si ese es el término correcto para la sensación que siento) por no haber podido ir a votar. Por enésima vez pregunté y me acerqué al registro civil a ver si mi documento estaba y no tuve suerte. Acompañé a mis hermanas y estuve en esas interminables colas en las escuelas.
    Me gusta votar, pero esta elección me la robaron… los del mismo gobierno que propiciaron todo este tipo de maniobras que otros ya comentaron: falta de boletas, colas interminables por la gran cantidad de mesas que había por escuela y la cantidad de gente por emsa (superior que en otras votaciones).
    En fin, espero tener DNI para el 2009…

  11. Hermoso Post..

    Te sumo mi pensamiento este domingo. Salí de votar.. como decirlo. Triste.

    Me fijé en mi DNI y el primer sellito dice 1987. cuando cumplí 18 años, hace exactamente 20 años. Que ganas de votar que tenía.

    Este domingo voté en la escuela mas paqueta.. UCA PUERTO MADERO, me empujaron, me gritaron, la presidenta de mesa buscó mi apellido RIVA en la S porque la R viene despues de la S y me lo sigue porfiando, no me firmó el DNI, tuve que volver, entre mi persona y cada una de las que entraron al cuarto que tenia la puerta abierta y todos veiamos al que adentro trataba de encontrar las boletas que no estaban, o estaban en el piso, entraban fiscales de varios partidos, se peleaban (imaginate la solucion que a esto podia darle la chica que no sabia ni donde estaba la R)…

    Patetico, simplemente.. triste.. que diferencia entre mi primer voto y este.. espero poder retomar las ganas de votar.

    Lamentablemente, si se preguntan por quien voté.. miré.. busqué (siempre decido en el cuarto oscuto) .. vi que me miraban de afuera, vi las boletas en el piso y vote EN BLANCO.

    Fue mi manera de quejarme. Sorry Democracia !

    Mariana

  12. Tu post reintimista y cálido pero celebro tus títulos .Genial este ,,reganchero
    Yo asocio la democracia a mi primera vez participando con alegría por la ausencia de miedo y con las expectativas todas puestas en la democracia “q cura educa y alimenta” .Milité en un partido político ,lloré gritando el preámbulo en el obelisco y luego en la plaza del 10 de diciembre (con mi amigo Rolo )A pesar de no ser radical queria estar con el pueblo en la plaza (y no para reclamar juicio y castigo sino para festejar la recupoeración)Habia un sol radiante en el cielo y las caras iluminadas.
    Me desalanté luego pero segui igual, pensando q otra realidad era posible ,ahora justo ahora q estaba otra vez caminando contenta nos afrentan y la alegría se relega ante el desconcierto y la muerte .
    Respetar la decisión de la mayoria ,participar ,anteponer el bienestar general a la ganancia personal,promover los acuerdos …hay muchas q aprender para mejorarar la democracia Hay minorías tercas aferradas al capital q son capaces de todo
    Sospecho también q hay quienes no toleran q el pueblo sonría y hacen lo q sea para empañar la alegría y también sospecho que
    27 años después algunos no entienden …q es la democracia ,ni siquiera entienden el preámbulo 147 años depués Deberemos con paciencia repetir “para nosotros para nuestra posteridad y para todos los hombres de bien q quieran habitar en el suelo de la nacion argentina!””y q no nos quiten la alegria de vivir en democracia a los hombres y mujeres de bien

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s