(Otra) afrenta al ABC periodístico

Además de desaconsejar el uso de oraciones negativas, los manuales de periodismo gráfico también suelen insistir en una conocida máxima que sostiene lo siguiente: que un perro muerda a un hombre no es noticia; que un hombre muerda a un perro… eso sí es noticia (¡y qué noticia!).

Que los perros muerdan también es noticia 

Pues bien, en este último tiempo carente de verdaderas primicias, los rottweilers han obtenido un inusitado protagonismo en los diarios nacionales. Es más. Corre el rumor de que los sesudos jefes de redacción trabajan al grito de «ladran Sancho, señal que publicamos».