La línea

Los amantes de la animación seguramente disfrutarán de La línea, personaje que el italiano Osvaldo Cavandoli creó en 1969 para una publicidad de una casa especializada en artículos de mesa, y que luego convirtió en protagonista de mini-series para televisión. Como en aquel recordado capítulo de El inspector, este hombrecito imaginario también interactúa con su dibujante, sobre todo para exigirle cierta «continuidad laboral».

La linea, de Osvaldo Cavandoli

El dibujo se destaca por la sencillez de su trazo, por resoluciones narrativas ocurrentes, y por un notable manejo de la banda sonora (resulta graciosa la simulación de parlamentos, basada en el cantito del idioma italiano). 

Si hacen clic aquí, encontrarán una cincuentena de episodios que vale la pena descubrir. De paso, quienes sepan francés podrán conocer más a fondo la historia de esta tira cuya primera versión catódica cumple 30 jóvenes años.