Energía Total

Las fotos que circulan en mail sobre Energia TotalAyer empezó a circular un mail en principio enviado con el fin de ilustrar los postulados de Energía Total, plan que el Gobierno nacional lanzó a fines de la semana pasada para fomentar el ahorro y así paliar el déficit energético que padece nuestro país (por favor evitemos la palabra «crisis»). Después de antecedentes poco exitosos -entre los que figuran el Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica (PUREE) y el programa Energía Plus– la nueva propuesta busca aplacar el descontento generalizado que provocan los frecuentes cortes de luz en zonas residenciales, la racionalización de la demanda energética en industrias y empresas, la escasez de gas, el desabastecimiento de gasoil.

En contra de lo que la mayoría de las coberturas periodísticas suele sostener, este problema no puede/debe reducirse a una cuestión de gestión dirigencial. En este sentido, la distorsión mediática es tan nociva como el silencio o la negación montados desde la esfera gubernamental.

Que se entienda bien. El ejercicio de la improvisación, la ausencia de una política energética sólida y continuada son inherentes a la Presidencia de Néstor Kirchner y a sus antecesoras. Pero hoy en día resulta igualmente irrefutable que existe una crisis energética a nivel internacional, irreductible a un análisis de tipo local y/o coyuntural.  

De ahí la pertinencia de las fotos incluidas en el mencionado correo electrónico. No precisamente porque, en tanto broma evidente, reflejan el escepticismo -y por supuesto el sentido del humor- de algunos ciudadanos, sino porque estas imágenes representativas de un Primer Mundo trastocado remiten a una realidad que en mayor o menor medida afecta incluso a los países más desarrollados: paradójicamente, la inexistencia de lo que alguna vez pudo concebirse como energía total.